access_time 12:21
|
13 de septiembre de 2017
|
Festejos

Agarrate: esto cuesta una fiesta de egresados

<p>Los padres encargan el sal&oacute;n hasta con dos a&ntilde;os de anticipaci&oacute;n para congelar los precios. El detalle de los gastos.</p>

La fiesta de egresados es una de las celebraciones más esperadas por los estudiantes del secundario. Sólo para esa noche especial un joven deberá gastar más de $5.000 y una familia tipo cerca de $20.000 para acompañar a su hijo y afrontar los gastos de la tarjeta de la cena, la vestimenta y el maquillaje.

Para hacerle frente a la inflación y congelar los precios, la tendencia entre los padres es ponerse de acuerdo y contratar el salón hasta con dos años de anticipación. Mientras que en el 2016 la tarjeta promedio costaba unos $900, actualmente ascienden a los $1.300 en una tradicional bodega.

La cena

El lugar donde se va a realizar la fiesta es fundamental porque puede significar un gran ahorro en el presupuesto. En Mendoza existe una gran variedad, que van desde bodegas hasta emprendimientos que han tomado auge en la Ruta 60 en Luján. Todos ofrecen servicios de catering, barra de bebidas, música con DJ incluido, ambientación y cotillón.

Las tarjetas más económicas parten de los $500 y superan los $1.000 dependiendo la ubicación del establecimiento y el servicio elegido. Mientras que la entrada para el baile cuesta la mitad y debe comprarse esa misma noche.

"Lo que encarece la tarjeta son el menú elegido y los extra, como el tipo de decoración, luces y cotillón", explicó Anabella, la dueña de un salón en Rodeo del Medio, quien comentó que, de acuerdo a la condición socio económica de la escuela, realizan presupuestos más accesibles al bolsillo de los estudiantes.

La tarjeta de una cena de egresados en una bodega ronda los $1.100

Una alumna de la escuela Normal Tomás Godoy Cruz señaló que tras analizar varias propuestas eligieron un salón cuya tarjeta costó $1.300. "Nos ofrecieron la recepción, bebidas libres sin alcohol toda la noche, dos tragos, el postre que será un helado y para el plato principal: milanesas con papas", dijo la adolescente.

En ese sentido, una mamá del colegio Nuestra Señora del Rosario, de Godoy Cruz, señaló que frente a la inflación optaron por congelar el precio de la tarjeta. "Nos quedó en $1.100, más $300 que ya pagamos por cualquier rotura que ocurriera esa noche en el salón, se trata de una especie de seguro que será devuelto si todo sale bien", dijo.

Más de $3.000 en vestuario


El vestuario

Otro de los grandes gastos que deberán afrontar los padres es el vestuario. Esa noche mágica necesariamente tienen que ir de gala. Las mujeres de vestido y los hombres de traje, en promedio unos $3.000 sumando los zapatos.

"Cada vez es menos habitual que las chicas busquen un diseñador que confeccione sus vestidos. Prefieren comprarlo ya hecho porque es más barato", señaló la diseñadora de alta costura Adriana Canizzo.

En un local de indumentaria los vestidos cortos parten de los $600 y los largos, de fiesta desde los $1.500 y los zapatos otro tanto. Pero es tendencia entre las jóvenes buscar una modista para que les haga el traje a medida ($3.000). En tanto, los de diseñador van desde los $10.000 los que cuentan con bordados, cristales y encajes. 

Para los hombres existen precios promocionales que incluyen ambo, camisa y corbata por $2.600. Lo bueno es que hay tiendas especializadas que alquilan trajes desde los $500. 

Peinado y maquillaje

La maquilladora Luli García expresó que es poco frecuente que las jóvenes decidan juntarse y contratar todas juntas alguien que las maquille. "Hay promos para varias egresadas pero eso lo maneja cada maquilladora", explicó.

El maquillaje cuesta entre $800 y $1.000 y el peinado desde $350, algo simple, hasta $600.

Los extra: la batea, las fotos y el día después

Si bien algunos servicios ofrecen el traslado al salón desde el colegio en la batea, el city tour o el trencito de la alegría, en la mayoría de los casos, son los estudiantes los que deben alquilar alguno de estos transportes que cuestan unos $7.500. 

También deberán invertir en contratar un fotógrafo y un camarógrafo para que registre todo o parte del evento. El paquete básico tiene un valor de $600 por chico con tres fotos grupales y un video con tomas desde un drone.

Para el día después de la fiesta, la tendencia es salir a desayunar o alquilar un quincho con pileta por $3.500 y pasar la jornada. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.