access_time 20:31
|
3 de mayo de 2007
|
|
REALITY

Adiós al más querido de GH07

El público determinó que Diego Leonardi resultara expulsado del juego con 43.2 por ciento de los votos. Detalles del hecho que lo condenó a quedar afuera de la final

    Luego de la cuestionada decisión de Marianela Mirra de utilizar la nominación espontánea con Diego Leonardi, por lo que él tuvo que compartir el puesto de sentenciados con Juan Expósito y Sebastián Pollastro, el público determinó que el joven de Caseros abandonara el reality con 43,2 por ciento de los votos. De este modo se dictaminó, ya entrando en la última fase del juego, que Sebastián (42 por ciento de votos) y Juan (14,8 por ciento de sufragios) se convirtieran en los finalistas del ciclo junto a las mujeres de la casa Marianela y Mariela Montero.

UNA SALIDA EMOCIONANTE. Pese a que GH es un juego, al parecer muchas personas aún no lo tienen en cuenta y responsabilizan a Marianela por la salida de Diego. Si bien la tucumana tuvo mucho que ver con ello, pues fue quien se animó a usar el voto espontáneo que ubicó a Leonardi en la lista de nominados, nadie puede dejar pasar por alto que la decisión final fue de la gente, quien determinó con su voto que el juego de Diego había llegado a su fin.

    Sin dudas, la del martes fue una de las nominaciones más reñidas de la historia del reality pero también fue la que permitió entender que no siempre hay que llegar a la meta para cumplir los objetivos. “Siento que soy el ganador, ya que mi propósito era poder recibir una nueva oportunidad de la gente tras el grave error que cometí en mi vida”, manifestó Leonardi en diálogo con Jorge Rial, conductor del ciclo. Aplaudido y ovacionado por muchos amigos, familiares e incluso fanáticos, Diego descubrió que su rol en la casa había dado frutos muy positivos pues no sólo recibió la oportunidad que buscaba, sino que se convirtió en uno de los participantes más queridos por la gente e incluso por sus ex compañeros.

    “No tengo palabras para agradecer todo lo que siento en estos momentos”, expresó Leonardi, quien se mostró un tanto excitado por la situación, ya que estuvo encerrado 113 días, lo cual le generó un total aislamiento. Luego de que la euforia pasara, Rial lo invitó a disfrutar de las imágenes de su estadía en la casa y así, emocionado, el participante pudo revivir sus mejores situaciones.

¿TRAICIÓN O ESTRATEGIA? El momento de la nominación es una situación difícil y traumática para muchos de los participantes y más aún cuando la recta final se aproxima. Si bien esta situación se pudo percibir en los cinco jugadores la que menos lo demostró fue Male, quien aplicó la frialdad de una excelente jugadora y decidió asegurar su lugar a la final, para lo cual usó la espontánea en contra de su principal contrincante, Diego.

    Muchos fueron los debates, cuestionamientos e incluso cátedras de moral que se virtieron por esta determinación, la cual fue más que válida, no sólo fuera de la casa sino también dentro de ella, lo que generó discrepancias entre los participantes que, una vez más, se dividieron en dos grupos. Por un lado, estaban Marianela y Sebas. Por el otro, Mariela, Juan y Diego, quienes decidieron abrirse de quienes consideraron jugadores traidores. Así pasaron una semana en la que la tensión se adueñó de la casa en la que no sólo hubo llanto, sino también gestos de ingratitud.

    Dado el malestar, Male decidió hablar con Diego acerca de su determinación y así se pudo escuchar: “No quise lastimarte en ningún momento, te quiero mucho y me duele que estés sufriendo por mi culpa”. Así, sumido en un profundo silencio,Diego escuchó con atención las justificaciones de la tucumana, quien, entre otras cosas, le manifestó:“ Pensé en mí, ya que quería llegar a la final y, además, lo hice porque me parecía muy injusto que todos hubiéramos pasado por ese momento de estar nominados y vos no”.

    Sin dudas, la última semana fue definitivamente una semana en la que la emoción, el hambre de triunfo y la rivalidad se convirtieron en los verdaderos condimentos del programa. Si bien el ciclo trata de reflejar las historias de un grupo de participantes y, a su vez, las relaciones humanas que éstos afrontan en la casa, el acento primordial está puesto en que el ciclo no es más ni menos que un juego de estrategias y supervivencia. Convencida de ello, Marianela, quien no sólo fue cuestionada por sus compañeros, sino también por los espectadores, jugó y muy bien. A tal punto que no solo desterró a sus enemigos, sino que logró que su máximo rival (Diego) quedara expulsado.

UNA DESPEDIDA TRIUNFANTE. Luego de que Rial le anunciara a los chicos la decisión de la gente, Diego comenzó a despedirse de sus compañeros, quienes, sorprendidos, manifestaron una gran tristeza. La más afectada de todos fue Mariela, quien lo quería como un padre. “Es un asco todo esto, me da mucha rabia que exista tanta falsedad e injusticia”, le expresó la morocha a Diego. A ésta se le unió el cordobés, quien, sin salir de su asombro por ser uno de los finalistas, afirmó:“Sos una gran persona y te agradezco mucho por todo lo que me brindaste”.

    Eufórico y emocionado, Leonardi preparó su equipaje, prendió un cigarrillo y cruzó la puerta que lo conduciría a la fama. Con carteles, gritos y un sinfín de fanáticas coreando su nombre, Leonardi comenzó a disfrutar de lo que había sembrado durante casi cuatro meses. “Diego, sos un ganador. Sos el mejor”, fueron algunos de las frases que se escucharon mientras el ex convicto disfrutaba de lo que siempre había deseado: la aceptación de la gente.

CAMINO A LA FAMA. Una vez que Leonardi bajó un poco la adrenalina, tuvo la posibilidad de reencontrarse con sus familiares en un escenario colmado de gente que sólo coreaba su nombre y lo calificaba como el mejor. Ya finalizando el ciclo, el participante, tras una charla con Rial, manifestó su opinión sobre la reacción de Marianela: “No me pareció mal lo que hizo. Siento que la mina jugó a full y no midió otra cosa que su triunfo”.”No me molestó estar nominado sino que haya apelado al voto espontáneo, lo cual me condenó”, sentenció.

    Luego de su descargo, ingresó, por última vez a la casa, y se despidió de sus compañeros. Tras el ingreso, Leonardi quiso darle un mensaje de aliento a cada uno de sus ex compañeros. La primera en recibir las palabras fue Mariela, a quien definió como una verdadera reina y una excelente amiga. Luego, el turno fue de Juan, a quien le expresó que “siguiera peleando por su sueño”. A Sebastián le manifestó que no bajara los brazos ya que era muy querido afuera. Finalmente, se dirigió a Marianela: “Seguí así, vos sos una chica que sabe jugar y muy bien”.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.