access_time 15:59
|
13 de agosto de 2019
|

Además del hipopótamo, al menos seis animales murieron en el Ecoparque

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1565718093396Hipopotamo%20muerto%20(1).jpg

Este martes, la Secretaría de Ambiente confirmó que durante mayo fallecieron ciervos. Y salieron al cruce de empleados que afirman que los decesos se produjeron por algún tipo de bacteria.

La transformación del ex zoológico de Mendoza en Ecoparque viene sorteando fuertes cimbronazos desde 2016 cuando cerró definitivamente sus puertas. Por aquél entonces y a raíz de las malas condiciones del lugar, perecieron al menos 50 animales. Ahora, tras la muerte del hipopótamo hembra, Chiquitita, se reactivó la polémica y el cruce de denuncias entre el Gobierno y personal por otras muertes.

El mamífero que llegó a la provincia en 1992, este domingo fue encontrado sin vida por su jaulero. Chiquitita, como cariñosamente lo llamaban, estaba acostada y tiesa. A través de un comunicado, las autoridades del Ecoparque informaron que su deceso se debió a una falla hepática, según los resultados que arrojó la necropsia.

"El procedimiento se realizó porque en vida el animal no presentó algún deterioro o lesión física externa que pudiera suponer su muerte. Salvo los últimos días de vida, cuando comenzó a disminuir su alimentación y estado anímico", explicaron desde la Secretaría de Ambiente.

Ver también: Murió "Chiquitita", el hipopótamo del ex zoológico

Sin embargo, desde el interior del predio sostienen que la "muerte del hipopótamo fue repentina" y que estaba sano. Destacaron que era joven, sólo tenía 27 años de edad, y en promedio estas especies viven entre 40 y 50 años. 

Los empleados -que pidieron la reserva del nombre- temen que estas muertes se deban a una bacteria que afecta a los animales. Y recordaron que hace dos meses murieron 12 animales más, entre ciervos, cabras y liebres.

El Ecoparque niega que las muertes sean por una bacteria

Desde la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, negaron todas las acusaciones. Aunque sí confirmaron el deceso de aproximadamente 6 ciervos gamos a lo largo del mes de mayo.

"Se les realizó la necropsia pero no arrojó nada contundente. Por lo que la directora tomó muestras y las mandó a analizar a otro laboratorio fuera del Ecoparque", indicaron desde la cartera que dirige Humberto Mingorance. 

Si bien los resultados no están aún -desde Prensa de Ambiente indicaron que los tendrán en cinco días-, descartan la presencia de cualquier tipo de bacteria. "Si fuera así se hubiesen visto afectados otros animales de corral donde habían muerto estos", explicaron.

En cuanto al clavel amarrillo, aclararon que no existe en el Ecoparque y que tampoco ingresó en ningún fardo de pardo. "Es imposible porque cuando se licita la compra de alimento, se hace un muestreo de la comida que ellos entregan al Ecoparque para efectivizar y constatar que no consuman ningún alimento con agrotóxico o agroquímicos que los pueda llegar a perjudicar", dijeron.

Y agregaron: "Al inicio de la gestión y por la muerte masiva de animales, donde en algún momento se puso en sospecha que podrían haber venido carbofurano u otro agrotóxico que causaba los decesos, mandamos a hacer muestreo de los alimentos y nunca se constató que hubiera algún elemento que podría intoxicarlo. Igualmente, cambiamos el proveedor. Lo único que detectamos es que desapareció un parásito en los ejemplares que se generaba por el tipo de pasto, pero no los perjudicaba".

Asimismo hicieron hincapié en los controles veterinarios y vacunación correspondiente  que se realiza a cada uno de los animales. Además del saneamiento del predio. En lo que va del año se extrajeron 590.000 kilos de guano porque hace más de 15 años que no se realizaba un operativo de limpieza en los recintos de los animales de corral. 

Incluso destacaron que durante este procedimiento, se descubrió una pirca originaria del arquitecto Ramos Correa que había sido tapada por estos desechos.

El futuro del otro hipopótamo

Desde Ambiente comentaron que la muerte del hipopótamo no será un obstáculo para el traslado del otro ejemplar, también hembra, que se encuentra en el ex zoológico. 

El 2018, la Dirección Ecoparque Mendoza había iniciado las gestiones para el traslado de los dos especímenes al santuario SanWild Wildlife Sanctuary & Rehabilitation Center, en Sudáfrica, que se estaba coordinando en conjunto con Ecoparque Buenos Aires, desde donde también enviarían otro de estos mamíferos. 

Ya fue enviada la información sanitaria y se espera que Sudráfrica culmine la elaboración de las condiciones sanitarias finales requeridas para el ingreso de esta especie a su país. Tendrán que ser puesta en cuarentena con el control de SENASA.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.