access_time 17:25
|
22 de octubre de 2009
|
|
SIN CURA

Acusan a adolescente con 50 entradas en la comisaría de incendiar a otro

"El Angel" cometió la agresión luego de haber escapado días atrás de un centro de rehabilitación en el que había sido internado por consumo de drogas.

Un adolescente de 14 años apodado "El Angel", quien tiene más de 50 entradas en comisarías platenses por distintos delitos, fue acusado de haber rociado con nafta y prendido fuego a otro de 13 con el que discutió en un barrio de La Plata, informaron fuentes policiales y Judiciales.

Por orden de la fiscal Mercedes Catani, del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, el chico era buscado esta tarde por la Policía con el fin de aplicarle una "medida de seguridad", ya que como es inimputable, sólo puede disponerse su internación.

De hecho, "El Angel" cometió la agresión luego de haber escapado días atrás de un centro de rehabilitación en el que había sido internado por consumo de drogas.

En tanto, el chico de 13 años herido permanecía internado en el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata fuera de peligro, pero tiene el 27 por ciento del cuerpo quemado, especialmente el tórax, la espalda, los brazos, las manos y la entrepierna.

El hecho, que se conoció hoy, ocurrió ayer y fue denunciado en la comisaría 8 de La Plata por la madre del chico herido, Giselle Landaburu, quien aseguró que todo sucedió en la esquina de 79 y 27 del barrio Altos de San Lorenzo, en las afueras de La Plata.

Según la denuncia, el hijo de esta mujer salió de su casa para reunirse en la esquina con amigos, pero cuando llegó allí se encontró con "El Angel" y otros jóvenes que estaban consumiendo drogas y aspirando nafta.

Fuentes policiales dijeron a Télam que por motivos que aún se desconocen, éste muchacho apodado "El Angel", llamó al chico de 13 años, lo roció con nafta y luego le tiró un encendedor prendido.

El resto de los jóvenes que se hallaban allí auxiliaron a su amigo: lo tiraron al piso, apagaron las llamas y luego corrieron hasta la casa de la madre, le contaron lo sucedido y la mujer llamó a una ambulancia.

"Lo metí abajo del agua porque no sabía qué hacer. Lo empecé a indagar porque tenía olor a nafta y me dijo que los chicos estos, no él, estaban ¡jalando¡ (inhalando) nafta y con esa nafta le tiraron y lo prendieron fuego", relató Landaburu.

La mujer afirmó que el agresor es ¡El Angel¡, también conocido en el barrio como ¡El peladito¡, y denunció que ayer, desde las cinco de la tarde hasta las 10 de la noche, estuvo en la esquina de su casa "matándose de risa con todos".

"Le pido a la fiscal que haga algo. Por culpa de él mi hijo casi se muere, tiene el veintisiete por ciento del cuerpo quemado y en un cinco por ciento van a tener que operar e injertar piel porque si no, no se recupera nunca más. Le arruinó la vida para siempre", afirmó entre lágrimas.

Si bien la madre del chico llamó a una ambulancia antes de asistir a su hijo, ésta nunca llegó, por lo que se comunicó con la comisaría 8a. de La Plata y dos patrulleros lo trasladaron hasta el Hospital de Niños.

Los investigadores aseguraron que el acusado es el mismo chico que cuenta con más de 50 entradas en comisarías de La Plata desde diciembre del año pasado a la fecha, especialmente por delitos como robo calificado, privación de la libertad, hurtos, o resistencia a la autoridad, entre otros.

"No podemos hacer nada porque es un chico y es inimputable", dijo un jefe policial que participa de la pesquisa.
"Nos enteramos por los vecinos de que había escapado de un centro de rehabilitación en el que estaba internado y que había vuelto al barrio. Estaba alojado en una granja de régimen abierto del interior provincial", agregó el comisario.
La madre herido pidió a través de los medios que las personas que presenciaron el hecho se presenten a brindar información para poder recolectar pruebas contra el agresor.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.