access_time 07:40
|
11 de octubre de 2016
|
Editorial

Acostumbrados a la violencia

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/063/066/001063066.jpg

Acusaciones cruzadas. Que infiltrados de un lado, que provocadoras del otro. Los desmanes ocurridos en Rosario en el Encuentro Nacional de Mujeres hacen necesario un replanteo sobre la violencia con que se intenta imponer pensamientos y manifestar consignas. Ya no se trata de buscar culpables. El objetivo debería ser lograr un mínimo nivel de tolerancia y respeto. Y las últimas manifestaciones han estado lejos de eso. Ocurrió en Mendoza hace poco, cuando una marcha en contra de la violencia de género terminó con agresiones, golpes, piedrazos y una funcionaria insultada. Y, en el medio, la intervención de las fuerzas de seguridad, cuestionadas por la falta de profesionalismo para actuar cuando hay desbordes. 

Potencian los desmanes. Pero, lo que está claro es que, si se quiere seguir viviendo en democracia, no puede haber justificaciones para que encapuchados y armados actúen con total impunidad. De lo contrario, se vulnera por completo el Estado de derecho. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.