access_time 10:43
|
8 de octubre de 2009
|
|
CANNABIS

Abren debate sobre autorizar el porro para uso terapéutico

El titular del Plan Provincial de Adicciones, Mauricio Vezzoni, admitió que es una posibilidad. Opiniones encontradas de especialistas luego del testimonio de María.

No especificó cómo ni cuándo. Sin embargo, Mauricio Vezzoni, titular del Plan Provincial de Adicciones, dijo: “Estamos en una etapa interesante para debatir la posibilidad de que se autorice el uso de la marihuana para combatir los efectos de enfermedades como el cáncer, el sida y otro tipo de afecciones”. Parece que el dilema entre lo ético y lo legal que plantean algunos profesionales a la hora de elaborar una “receta correcta” está cada vez más cerca de encontrar una solución.


     Si bien Vezzoni reconoció la complejidad del tema, por otro lado, admitió la necesidad de terminar con ambigüedades en algunas acciones que requieren de decisiones inmediatas, como en el caso de María Cristina Agüero, quien con 36 años sufre en carne propia el intenso dolor que le provoca la artritis reumatoidea y cuyo testimonio en el que contaba que fuma marihuana para aliviar el dolor fue publicado ayer por El Sol. “Es necesario escuchar las voces de todos en esto que resulta tan significativo para la sociedad”, agregó el director del Plan Provincial de Adicciones, quien consideró que “en los foros que se vienen haciendo, tanto en el país como en la provincia, se refleja el interés por darle vuelo a cuestiones como esta”.


VOCES ENCONTRADAS. Como todo tema tabú, la flexibilización en el uso de las drogas genera posiciones encontradas entre los que están a favor y los que no admiten ni siquiera la posibilidad. Así, médicos y legisladores consultados por este diario tomaron postura ante el tema sin llegar al pleno consenso. “Hay que ampliar el sistema de drogas y el uso de ellas”, afirmó la senadora Alejandra Naman (ARI), quien apeló al fundamento científico a la hora de tomar una decisión parlamentaria. En otro extremo, el diputado Daniel Cassia (PJ disidente) se mostró disconforme con la incorporación de drogas “ilegales” a la medicina ya que, “las arcas sanitarias no están preparadas para realizar un control exhaustivo del consumo, más allá de que el fin sea bueno”.


    Asimismo, Cassia disparó: “Me sorprende que médicos sugieran el uso de cannabis cuando saben que es una sustancia prohibida”. Integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, como su presidente, Alberto Recabarren (PJ), y el radical Rubén Lázaro, aceptaron hacer una exepción en la Ley de Estupefacientes que permita incorporar el cannabis como medicina alternativa. Sin embargo, al visto bueno se le sumaron algunas condiciones: “No estoy de acuerdo con usar drogas ilícitas pero sí en el caso de aquellos pacientes terminales que necesitan calmar, como sea, el agudo dolor”, aclaró Recabarren. Por su lado, Lázaro explicó que “el uso de marihuana como droga medicinal sólo será viable bajo un estricto control profesional y estatal que, con voluntad, se puede lograr”.


 LA INCERTIDUMBRE CIENTÍFICA. Mientras que algunos especialistas descartaron el efecto terapéutico de la marihuana y opioides, otros lo consideran beneficioso para combatir el dolor y otro tipo de síntomas de enfermedades crónicas y terminales “He visto pacientes míos fumar marihuana y el efecto ha sido muy positivo”, aportó el oncólogo Marcelo Álvarez, del Hospital Central.


DOS PROYECTOS Y ALGUNOS FALLOS. Ante las limitaciones que impone la Ley de Estupefacientes para el consumo personal de drogas y la nula distinción entre quienes lo hacen por adicción y los que la necesitan para atenuar los síntomas de enfermedades intensas, como el cáncer o el sida, ha sido la Justicia la que ha tenido en cuenta el uso medicinal del cannabis y ha fallado a favor de los acusados. En mayo del 2007, la Cámara Federal porteña sobreseyó a una mujer que consumía marihuana para aliviar dolores crónicos en la columna, y que no podía tomar calmantes ni analgésicos porque también sufría problemas gástricos


     En Formosa, un joven que fue detenido por Gendarmería con más de un kilo de cannabis en un ómnibus, fue liberado por la Justicia Federal, que consideró que la droga era para uso terapéutico ante su epilepsia. Mientras tanto, en el Congreso descansan dos proyectos de ley que avalan el uso terapéutico de la marihuana. Uno fue presentado por Irma Parentella (ARI) y el otro, en el 2005, por la diputada Diana Conti (FPV). Sin embargo, ninguno de los dos fue tratado y hoy por hoy continúa el dilema entre la prohibición de sustancias que calman la agonía del enfermo y su uso.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.