access_time 19:46
|
29 de septiembre de 2009
|
|
MANZANA O CASA 1 DEL BARRIO COOPERATIVA BERMEJO

Abandonan a bebé que tenía una hora de vida

Se trata de una niña que fue internada en el Notti. Está en buen estado de salud. Buscan a los padres

    La mañana de ayer no fue una más para Carina Camponovo (31). La mujer se despertó, como todos los días, pero oyendo un llanto de bebé, que no era precisamente el de su pequeño hijo. Ante esto, salió de su casa y, una vez que puso un pie en la vereda, se encontró con una criatura que tenía una hora de vida, según confirmaron los especialistas. El caso provocó gran movimiento policial en la casa 1 de la manzana O del barrio Cooperativa Bermejo, en Guaymallén, y la niña terminó internada en el Hospital Notti.

    Actualmente, se encuentra alojada “en perfecto estado de salud”. Los policías que participaron en el procedimiento felicitaron a la dueña de casa por su accionar. “La nena fue encontrada con un cuadro de hipotermia. Estaba morada del frío que tenía. Decí que la mujer la abrigó rápidamente y nos llamó de inmediato, si no, no sé que pasaba”, comentó uno de los efectivos. El hallazgo provocó que la Oficina Fiscal Nº9 de Guaymallén, a cargo del ayudante fiscal Sergio Serrano, iniciara una investigación para determinar quién abandonó a la bebé y quiénes son sus padres. A raíz de esto, personal de Canes realizó pericias en la zona, aunque hasta el momento no se detuvo a ninguna persona.

    “Los perros indicaron una casa, pero no sabemos qué grado de certeza tiene la pericia. Estamos trabajando en eso”, sentenció uno de los investigadores. A su vez, en la pesquisa también está interviniendo en Sexto Juzgado de Familia, a cargo del juez Marcos Krochik, quien deberá determinar cuál será el futuro de la bebé, una vez que sea dada de alta del Hospital Notti. Eran cerca de las 9.30 cuando Camponovo despertó y escuchó el llanto de un recién nacido. Luego de advertir que los ruidos provenían de la vereda, la mujer salió y halló a la niña, que estaba acostada en la vereda, apoyada sobre el portón de la casa. La nena estaba cubierta con una frazada fina y sufría hipotermia por la baja temperatura ambiente.

    “Estaba morada y lloraba sin parar. Parecía el llanto de un gatito”, comentó Carina Camponovo, dueña de la casa, quien luego detalló: “Todavía tenía sangre. Uno no sabe qué hacer en estas situaciones, así que llamé al 911”. “La bebé todavía tenía líquido amniótico y un broche plástico en el cordón umbilical”, comentó un policía. Al mismo tiempo, desde el hospital confirmaron que tenía tan sólo una hora de vida.

    La mujer se comunicó con un familiar y de inmediato llamó a policía. Los primeros en llegar fueron los uniformados que se trasladaban en el móvil 1812 de la Subcomisaría Coria, al mando del auxiliar Gabriel Barrera. La mujer ya había vestido a la bebé para aplicarle calor e, incluso, se prestó para darle de mamar. Después de esto, cuando arribó al domicilio la ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado, los facultativos ordenaron que la niña fuera trasladada al Hospital Notti, donde quedó internada bajo supervisión médica.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.