access_time 18:26
|
24 de enero de 2020
|
|

Crimen en Villa Gesell

“A ver si nos volvés a pegar...”, la declaración del amigo de Fernando

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1579375108566Villa%20Gesell%2C%20Joven%20Muerto%20en%20Boliche.jpg

El joven presenció la escena en la disco Le Brique y fue violentamente atacado por el grupo de Zárate al intentar defender a la víctima. Hoy participó de la rueda de reconocimiento en Villa Gesell.

“A ver si nos volvés a pegar, negro de mierda”. Esa temeraria frase habría sido la que le dio el asesino de Fernández Báez, antes de darle la patada mortal, según la declaración que brindó el amigo de la víctima y quien también recibió golpes en la cabeza por parte del grupo de los 10 rugbiers.

Si bien en la causa no surge que Fernando haya atacado también a los acusados, este elemento se sumó a la investigación, a partir de este testimonio clave.

El joven, este viernes participó de una de las rondas de reconocimiento que se realizaron en la Jefatura Distrital de Policía de Villa Gesell, como parte del grupo de tres testigos del crimen, que debían identificar a los imputados y Pablo Ventura, acusado falsamente y liberado por falta de mérito, se mezclaron con “extras”, falsos imputados reclutados a la madrugada por la Policía Bonaerense. 

Después de atravesar por las horas más difíciles, luego del velatorio de su amigo, di su aporte a la Justicia, que por estas horas intenta establecer a cuál de los 10 sospechosos pertenece la zapatilla que quedó ensangrentada y que sus marcas quedaron impresas en el rostro de Fernando.

Entre los elementos más relevantes que aportó al expediente, que lleva la UFI Nº6, contó cómo llegó a la disco Le Brique para ver el show del cantante de trap Neo Pistea junto a su compañero y otros dos testigos. Aseguró que había “mucha gente, nos chocábamos, había mucha gente empujándose”, según confiaron fuentes de la causa a Infobae.

Fue en ese momento, cuando vio “a dos chicos alterados que nos incitaban a la pelea, intento calmar todo y recibo golpes de puño.” “Che, no sirve pelear, nos van a echar a todos”,  gritó, según confió a los investigadores.

Según la reconstrucción, uno de los que lo atacaba, a quien no identificó, le dijo: “El problema no es con vos, es con tu amigo, me voy a quedar esperando”. 

En medio de la confusión, más tarde supo que Fernando había sido echado del boliche. y por eso, salió a la calle y lo vio, pero Báez Sosa no pudo especificarle por qué fue la discusión. Él declaró que cree que se ocasionó simplemente porque el lugar estaba lleno, porque los empujones eran inevitables.

Estábamos hablando cuando aparecen por detrás un grupo de sujetos”, relató y continuó, "Fernando fue el primero en caer, lo empujaron y lo patearon en el piso, yo traté de defenderlo”.

Pero a esa altura del ataque, él también estaba en el suelo y sin posibilidades de defenderse.

“Me pegan patadas por todo el cuerpo, principalmente en la cabeza, creo que al menos tres personas me pegaron a mí", dijo a los investigadores.

Luego, cuando logró levantarse, vio como Fernando "estaba totalmente ensangrentado, con la cara golpeada e inconsciente".

Por el momento, las lesiones que sufrió no son parte del expediente, sino que las pesquisas están centradas en el esclarecer la autoría de la patada mortal.

Fuente: Infobae

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.