access_time 15:19
|
2 de septiembre de 2006
|
|

MUNDIAL DE BÁSQUETBOL - JAPÓN 2006

A ver otra final desde afuera

Argentina cayó ante España por un punto y deberá jugar hoy (a las 7.30 de nuestro país) por el tercer puesto ante Estados Unidos, que perdió con Grecia.

    El seleccionado argentino vio frustrados sus sueños de final al caer por 75 a 74 ante España en la semifinal del Mundial de básquetbol de Japón, por lo que hoy (a las 7.30 hora argentina, televisado por Canal 9 Televida) deberá luchar por el tercer puesto ante Estados Unidos. Por su parte, los españoles enfrentarán en la final mañana a Grecia, actual campeón europeo, que en la otra semifinal batió a los norteamericanos por 101 a 95 (ver aparte). La final será mañana a las 7.30 (hora argentina), también televisada por Canal 9 Televida.

    Un prometedor comienzo tuvo Argentina, que arrancó con un 7 a 0 y terminó edificando una convincente tarea al cabo del primer cuarto (21 a 15), haciendo bien todos los aspectos del juego necesarios para neutralizar a España. Pero superado ese cuarto inicial, el conjunto albiceleste fue perdiendo volumen de juego y consecuentemente se fueron cargando de faltas jugadores clave, como Oberto y Nocioni. Con la tarea de Gasol y la del otro gigante español, Garbajosa, el equipo conducido por José Pepu Hernández pasó al frente en el juego y en el marcador al cabo del primer tiempo por 40 a 38.

    El tercer cuarto fue toda paridad y encontró a España arriba por 60 a 56 y para el último insinuaba llegar más entero, ya que Argentina, con mucho personal cargado de faltas y poco recambio, parecía estar al borde de su resistencia. Pero fue entonces cuando surgió a pleno el coraje y la garra que siempre caracterizó a esta generación dorada de basquetbolistas argentinos subcampeones mundiales y campeones olímpicos. España llegó a sacar 9 puntos de ventaja y Argentina logró emparejarlo en el final con oportunos triples de Sánchez y Ginóbili.

    El fin fue a pura emoción, cuando, restando 22”, Argentina empató en 74 y los españoles se quedaron con la última posesión del balón en el reloj de los 24”. La opción argentina fue entonces la de cortar rápido con falta sobre Calderón. El base falló el primer tiro y convirtió el segundo, lo que le aseguró la posesión a Argentina con 19” en el reloj. Por eso, se apeló a la lógica opción de entregarle la pelota a Ginóbili para que cerrara el partido.

    Pero Manu no pudo despejar el camino hacia el aro y debió revertir la pelota para un tiro de tres puntos de Nocioni, cuando la idea original era que, de mínima, al bahiense le hicieran una falta que lo llevara a la línea de libres. Pero El Chapu falló su tiro desde la punta, a Scola se le escapó el rebote y la historia quedó sellada. España se quedó con los festejos, con un Gasol rengueando por una lesión en el tobillo y toda la alegría. Es que el dolor no era de la estrella española, sino de todos los argentinos. Porque la final estuvo apenas a un punto y la historia viva de este equipo se la merecía.

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.