access_time 08:50
|
27 de noviembre de 2009
|
|
CONTINÚA EN UNIDAD CORONARIA

A una semana de la doble cirugía, Sandro sigue asistido con el respirador

En el último parte médico, los especialistas indicaron que se encuentra en una meseta. Sin embargo, aclararon que su condición es óptima y que hay que trabajar paso a paso para que evolucione.

    A una semana del arribo de Sandro a Mendoza para que se le realizara el doble transplante de órganos, el ídolo de varias generaciones continúa con respirador. Según el cuerpo médico evoluciona favorablemente y reacciona de acuerdo a lo planificado. Por ahora, sólo resta esperar que recupere la masa muscular que le permite mover el diafragma. Un repaso por estos siete días.

    PARTE DIARIO.
El cuerpo de profesionales que viene desde hace meses analizando el caso en particular, y finalmente realizó la intervención quirúrgica el viernes, indicó que el ídolo tiene un respirador que se activa cuando el paciente quiere comenzar a respirar. “Es un mecanismo que lo asiste automáticamente”, explicó, sencillamente, Claudio Burgos. Sandro permanece estable sin calmantes ni analgésicos, por lo que está consciente, pero cuando lo extubaron se agotó demasiado por la debilidad muscular de tanto meses de respiración superficial.

    Además, el peso corporal no es el ideal, por lo que se están incrementando la cantidad de calorías e intentan que se esfuerce físicamente un poco más cada día. Los pulmones transplantados se encuentran limpios y ayer comenzó a toser, estímulo que para los profesionales es buena señal. “Cuando el paciente tose, puede expectorar y sacar las impurezas del órgano, como las mucosas. Por ahora, seguiremos estimulándole esta conducta”, contó Sergio Perrone, otro de los especialistas que asiste al Gitano de América y ayer dio el parte médico.

    Mientras tanto, el resto de los órganos del paciente tienen un buen funcionamiento. Burgos aclaró que el riesgo de rechazo está presente siempre y que esperan que no se manifieste. Perrone indicó que lo mejor sería retirarlo del hospital lo antes posible por una cuestión de comodidad, pero recalcó que eso depende de cómo reaccione y evolucione. Ambos profesionales admitieron que fue una semana en la que todos los días había novedades positivas. Sin embargo, Sandro se encuentra en una meseta, es decir, que no progresa su salud. “Su conducta es excepcional, colabora, es optimista, después de una operación tan compleja y de alto riesgo”, informó Burgos.

    UNA SEMANA EN MENDOZA. Hoy se cumplen siete días desde que el Gitano llegó a nuestra provincia. Si se hace un balance, los resultados han sido favorables para la evolución de su salud, y el último parte indicó que se encuentra estable. El viernes a las 3 de la mañana, el jefe del Departamento de Cirugía Cardiovascular del Hospital Italiano, Claudio Burgos, se enteró de que había un posible donante compatible con Sandro.

    A partir de entonces, comenzó la odisea para materializar la operación que se confirmó a las 7, después de que la Justicia autorizara la extracción de los órganos, porque el donante había muerto por un arma de fuego. Luego, Sánchez dejó el Instituto del Diagnóstico donde permaneció 9 meses esperando. En un avión sanitario, minutos antes de las once del mismo día, Sandro llegó a nuestra provincia y fue trasladado al Italiano para comenzar los preparativos. Cerca de 70 profesionales actuaron directa e indirectamente para que todo saliera según lo esperado.

     La cirugía doble, que incluyó el transplante de un corazón y dos pulmones de un chico de 22 años en el cuerpo del Gitano de América duró más de 5 horas. En la intervención se le seccionó la tráquea y se le conectó un bomba para oxigenarle la sangre, luego se le extrajo el bloque al paciente y se le implantaron lo órganos del donante. Toda la tarea empezó a las 16.30 y los nuevos órganos llegaron a las 17.50. Pasadas las 21.30, el gerente médico del hospital, Miguel Nicolás, indicó que la operación había sido un éxito.

     El sábado, en el parte médico diario, los especialistas indicaron que estaba sedado, inconsciente y conectado a un respirador. “El deterioro orgánico que cargaba Sandro lo convertía en un paciente de alto riego”, dijo, en su momento, Burgos. Un día después, el Gitano despertó, estaba consciente y respondía a estímulos y órdenes complejas. El lunes 23, los médicos, ahora más distendidos, transmitieron que Sandro escribió, hizo bromas y le pidió a su esposa gotitas para los ojos porque le picaban. Lo primero que manifestó fue alguna molestia por estar intubado pero luego comprendió su situación.

    Más tarde bromeó con los médicos e, incluso, indicó que podría volver a bailar. “Está de muy buen ánimo y colabora más de lo que se esperaba”, contó Burgos. El martes extubaron a Sánchez, lo que para los profesionales fue un indicio de su evolución. El buen humor se mantenía intacto y hasta pidió –por medio de mensajes escritos– un peine para arreglarse el pelo. El miércoles lo intubaron nuevamente pero lo médicos explicaron que era un práctica normal y que no había que preocuparse. Olga Garaventa, la esposa del ídolo, habló con los periodistas para agradecer el operativo sanitario y a la familia del donante por la buena acción.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.