access_time 20:31
|
13 de marzo de 2019
|
Ciudad

A un año y medio, sigue en riesgo el edificio clausurado por hundimiento

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1552504198576edificio%20salta%20y%20entre%20rios%205.jpg

Nueve son los departamentos que forman parte del complejo que en octubre del 2017 tuvieron que ser desalojados por sus ocupantes. Hasta la fecha, los propietarios no han logrado regularizar los trámites solicitados por la municipalidad por lo que continúa vallado y sin ocupantes.

Más de un año y medio ha pasado desde que el edificio ubicado en la esquina suroeste de Salta y Entre Ríos de Ciudad fue desalojado por problemas de hundimiento del terreno. Siete eran las familias que habitaban el sitio y que debieron reubicarse en otras viviendas. Pasó el tiempo y la zona aún sigue clausurada, desalojada y vallada.

Casi dos años y el peligro sigue latente

Nueve son los departamentos que ocupan el edificio, de acuerdo a lo referido a este medio por vecinos de la zona, seis de ellos pertenecen a la firma Jaime Genovart y otros tres a diferentes particulares.

El problema principal del edificio se debe a inconvenientes con el terreno ya que en 1967 cuando se construyó no existía el desarrollo de la mecánica del suelo.

“Más de 50 años han pasado de su construcción, sin los controles pertinentes, esto hizo que cediera el edificio convirtiéndose en un verdadero peligro tanto para los que lo habitaban como para los que transitaban por la zona”, refirió Estefanía Serdoch, directora de Obras Privadas de Ciudad.

Panorama actual

Frente al panorama y teniendo en cuenta que los propietarios de la obra son los responsables de reparar el daño estructural, El Sol, dialogó con la titular de Obras Privadas de la municipalidad de la Ciudad para conocer cuál es la situación real.

“Se los ha emplazado para que los dueños de los departamentos presenten las soluciones que corresponden para prevenir algún colapso del edificio y realizar los refuerzos que correspondan para mantenerlo firme”, comentó.

Hasta la fecha y teniendo en cuenta los plazos establecidos y otorgados por el municipio los propietarios han presentado opciones de apuntalamiento y demás, pero no han sido aprobada por el municipio.

“Lo que se les ha recomendado a los titulares de los departamentos es que realicen un apuntalamiento con pilotes a más de 10 metros de profundidad para alcanzar suelo firme y que el deterioro no siga avanzando. El mismo se realizó, pero a la fecha tiene irregularidades e incumplimientos, por lo que no ha sido aprobado el proyecto”, manifestó Serdoch.

Hoy el edificio continúa desalojado y Capital, a modo de prevención, ha decidido continuar con el vallado de la zona por seguridad de las personas que transitan por la zona.

Respecto a si sigue el riesgo de derrumbe o no, la funcionaria aseguró que no saben cómo reaccionará la estructura en caso de un sismo por ello hemos solicitado que el mismo se apuntale como corresponde. Claramente si el terreno ha cedido puede seguir haciéndolo.

La obra corresponde efectuarla a los mismos propietarios no al municipio. Por lo que son ellos los que deben efectuar los trabajos para que el mismo pueda volver a funcionar.

Respecto a las características del lugar, la funcionaria aseguró que cumple con las reglamentaciones establecidas, es decir, no es ni de adobe ni mixta, sino una construcción realizada con ladrillo y hormigón armado, por lo que el problema central está puesto en el suelo donde se gestó el mismo que es arcilloso.

El plazo para resolver la situación sigue vigente. "Les hemos postergado varias presentaciones, pero a la fecha, aún no se ha presentado nada", concluyó la titular de Obras Privadas de Capital.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.