access_time 14:59
|
24 de noviembre de 2009
|
|
GODOY CRUZ

A pensar que todos son equipos grandes

Otra vez ante un histórico, River, el Tomba volvió a jugar bien y podría haber ganado. La cuenta pendiente está con los denominados ?chicos?.

    Durante su corta estadía en el Olimpo del fútbol argentino (apenas lleva dos temporadas y media), Godoy Cruz se ha caracterizado por complicarle la vida a los cinco grandes del balompié nacional. Como ningún otro equipo con tan poco ruedo en Primera, el Tomba se ha dado el gusto de ganarle a Boca, River, Racing, San Lorenzo e Independiente, pergaminos que contados clubes del interior pueden enorgullecerse de exhibir.

    Ante los grandes, el Expreso se agranda y, quizás, el mayor defecto del conjunto mendocino, ese que lo hizo descender tras su primera temporada y que lo lleva a pelear permanentemente la Promoción, es no mantener el nivel que demuestra ante los grandes cuando enfrenta al resto de los equipos. Hay un antecedente muy fresco que ratifica esta situación, y es que luego de ganarle en la mismísima Bombonera a Boca en la quinta jornada de este torneo, el Tomba estuvo siete fechas sin conocer la victoria.

    En ese periplo cayó ante Argentinos, Lanús, Banfield, Estudiantes y Vélez, y sólo empató con Newell’s y Atlético Tucumán. En este torneo irregular, en el que los grandes brillan por su ausencia, el Tomba revivió ante Racing pero, al toque, ligó otro cachetazo, esta vez del último: Tigre. Golpeado nuevamente, recibió el domingo a River y, tras un magro primer tiempo, revirtió la imagen en el complemento, logró empatar e hizo todo para ganarle a este Millonario que no tiene el más mínimo respeto por su gigantesca historia.

     La línea de fondo del equipo de Trossero tuvo una noche muy irregular y en el mediocampo al debutante Camargo le tocó bailar con la más fea, primero ante Gallardo y después con Ortega. En el doble enganche, Torres tuvo una buena tarea e Higuaín fue desequilibrante pero le faltó esa precisión que hubiese sido necesaria para terminar de liquidar a un River que en el complemento no encontró la manera de detener a Chávez, incansable luchador en solitario de todas las pelotas.

     “Le creamos diez situaciones de gol a River”, respondió Trossero en conferencia de prensa, tras preguntarle si su equipo debería haberle faltado el respeto, aún más, al Millonario. Las chances estuvieron y es cierto que Godoy Cruz tuvo todo para ganar, pero quedó la sensación de que con más compañía para Chávez arriba, otra vez River hubiese perdido contra el Expreso. Ahora se viene Chacarita. Será cuestión de pensar que es Boca o River el que está enfrente para que este Tomba se mentalice y logre encontrar la regularidad.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.