Tembló en San Luis y se sintió fuerte en Mendoza
access_time 09:09
|
19 de noviembre de 2009
|
|

A favor de la castración y en contra de Cassia

La primera medida ya fue avalada por el Gobierno provincial. La segunda se trata, por ahora, de un proyecto de ley hecho por el diputado justicialista disidente Daniel Cassia. Ambas fueron fruto de las circunstancias.

    La primera medida ya fue avalada por el Gobierno provincial. La segunda se trata, por ahora, de un proyecto de ley hecho por el diputado justicialista disidente Daniel Cassia. Ambas fueron fruto de las circunstancias. Por un lado, la propuesta del Ejecutivo de castración química surgió luego de que se denunciaron varios abusos sexuales y se firmó un convenio entre el Gobierno provincial y el Poder Judicial para la prevención y atención de este tipo de abusos.

    Mientras que el proyecto de Cassia fue elaborado luego de la muerte del empresario Juan Manuel Olmo por un piedrazo tirado por tres chicos que no superaban los 14 años y que derivó en que el legislador propusiera que los menores de 17 años no pudieran estar en la calle o en espacios públicos después de las 22. Sin embargo, entre los internos de San Felipe solamente el proyecto de castración química –ahora voluntaria– obtuvo apoyo. En ese sentido, Daniel, quien lleva 16 meses en prisión, dijo que cree que está bien que se realice ese tratamiento porque los abusadores “ya están enfermos y no respetan a nadie, ni siquiera a su familia”.

    En tanto, el mismo interno sostuvo, con respecto al proyecto de Cassia, que “no lo podrán llegar a hacer”, y agregó que los legisladores, en lugar de ayudar a la sociedad, “ponen leyes que no sirven para nada”. Finalmente, calificó el proyecto como “una boludez”. Asimismo, Gustavo, otro interno, que lleva alrededor de ocho meses encerrado, expresó que está de acuerdo, ya que (los abusadores) “están enfermos”. De la misma posición fue Mario, quien está preso desde hace un año, quien consideró que el abusador está enfermo y lo menos que merece es la castración, debido a que, a diferencia del ladrón, “el violador no comete el delito por necesidad”.

    El único que estuvo en desacuerdo fue Marcelo, un joven condenado a seis años, quien dijo que “todo el mundo tiene errores”, que “la castración es un mal que se le hace a las personas” y que el tratamiento debería ser sólo psicológico. Por último, el capellán de la cárcel, Roberto Juárez, se mostró en contra del proyecto de Cassia y explicó que le suena a ironía que se encierre a los chicos con el pretexto de cuidarlos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.