access_time 08:42
|
10 de mayo de 2017
|
Calcio

A 30 años del primer Scudetto del Napoli de Maradona

<p>El 10 de mayo de 1987 un empate ante la Fiorentina le bast&oacute; para ser campe&oacute;n.&nbsp;Considerado el triunfo del sur sobre el norte, el &eacute;xito encumbr&oacute; eternamente a Diego.</p>

El 10 de mayo de 1987, hace 30 años, Napoli conquistó el primero de sus dos "scudettos", y desató una fiesta sin precedentes en la historia del fútbol italiano. Diego Maradona fue el gran artífice de ese logro que lo proyectó a la eterna idolatría de todo un pueblo.

Ese día de la consagración, por la penúltima fecha de la temporada 1986-87 y en el estadio San Paolo, el equipo "azzurro", con un gol de Andrea Carnevale, igualó 1 a 1 frente a la Fiorentina, que tuvo como titular al argentino Ramón Ángel Díaz, y que marcó a través del crack italiano Roberto Baggio.

Napoli, con una ventaja de 3 puntos con respecto al Milan y a la Juventus, se consagró campeón, para toda la alegría y revancha del pueblo del sur, siempre postergado ante los poderosos industriales del norte

Maradona había conseguido con Boca el campeonato argentino de 1981. Luego llegó su participación con el seleccionado argentino conducido por César Luis Menotti, en la pálida actuación en el Mundial de España de 1982.

Los festejos por el título.

Al poco tiempo se oficializó la venta al Fútbol Club Barcelona que pagó 1.200 millones de pesetas por su pase, aproximadamente el 66% del dinero fue para Argentinos y el resto para Boca, una cifra descomunal para la época.

En el club catalán, con altas y bajas, una hepatitis y una fractura del maleólo del tobillo izquierdo, el Diez consiguió la Copa del Rey y la Supercopa de España de la temporada 1982-83.

En julio de 1984 el el presidente del Barcelona, Josep Lluis Núñez, vendió a Maradona al Napoli por la cifra récord de 1.300 millones de pesetas, unos 7 millones de euros al cambio actual.

La presentación en el club italiano fue el 5 de julio de 1984, en un estadio San Paolo repleto.El Napoli venía de salvarse del descenso en la temporada anterior por un punto, por lo que los "tifosi" (hinchas)" mostraron su euforia por la llegada de Diego. Su debut en Primera A fue el 16 de septiembre de 1984 contra el Verona, con una derrota por 3-1.

Con el buen desempeño de la temporada 1984/85, los dirigentes se dieron cuenta de que podían pelear el título, por lo que decidieron mejorar la plantilla contratando a jugadores que habían tenido un buen desempeño, como Claudio Garella y Bruno Giordan y se consiguió un tercer puesto en el torneo ganado por la Juventus.

En octubre de 1985, Guillermo Cóppola se convirtió en su nuevo representante, en reemplazo de Jorge Czysterpiller, su agente desde sus tiempos juveniles y recientemente fallecido en trágicas circunstancias.

En la temporada siguiente Maradona, que venía de conseguir con el equipo argentino dirigido por Carlos Bilardo el campeonato Mundial en México, fue el mejor jugador del campeonato y consiguió 15 tantos, en una notable campaña del Napoli.

En su libro autobiográfico "Yo soy el Diego", Maradona recordó que "haber conseguido el primer scudetto para el Napoli en sesenta años fue, para mí, una victoria incomparable. Distinta a cualquier otra, incluso al título del mundo con el Seleccionado".

Maradona también señaló que "Al Napoli lo hicimos nosotros, desde abajo, algo bien de laburante. Me hubiera gustado que todos vieran cómo lo festejamos, lo celebramos más que cualquier otro equipo, fue un 'scudetto' de toda la ciudad. Y la gente fue aprendiendo que no había que tener miedo, que no ganaba el que tenía más plata sino que el más luchaba, el que más buscaba".

En ese equipo, dirigido por Ottavio Bianchi, estuvieron figuras como Ciro Ferrara, Salvatore Bagni, Fernando De Napoli, Raffaele Di Fusco, Alessandro Renica, Giuseppe Bruscolotti, Massimo Filardi y Francesco Romano. 

"Para los napolitanos, yo era el capitán del barco, yo era la bandera. Podían tocar a cualquiera, pero a mí no... Es que... es muy simple... cuando nosotros le empezamos a armar el equipo, llegaron los resultados: venía el Inter, lo goleábamos, venía el Milán, le ganábamos. A todos les ganábamos. Los pobres del Sur nos llevamos un pedazo de la torta que antes se comían los ricos del Norte. ¡Y el pedazo más grande!", recodó en su libro Maradona.

En ese campeonato de 30 fechas, el Napoli se consagró ganador con 42 puntos, tres más que la Juventus (que tenía en su plantel al francés Michael Platini y al danés Michael Laudrup), ganó 15 partidos, empató 12; consiguió 41 goles y le marcaron 21. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.