access_time 14:37
|
29 de agosto de 2006
|
|

24 arrasó con los Emmy

Los Premios Emmy, que reconocen a lo mejor de la televisión estadounidense, saldaron el domingo una vieja deuda que mantenían con la exitosa y atrapante serie 24, al coronarla como la mejor serie de la televisión de Estados Unidos en la categoría drama, a la vez que dieron la bienvenida a la sátira laboral The Office (con apenas una temporada en el aire y sin llegar aún a Latinoamérica), como mejor comedia.

    Los Premios Emmy, que reconocen a lo mejor de la televisión estadounidense, saldaron el domingo una vieja deuda que mantenían con la exitosa y atrapante serie 24, al coronarla como la mejor serie de la televisión de Estados Unidos en la categoría drama, a la vez que dieron la bienvenida a la sátira laboral The Office (con apenas una temporada en el aire y sin llegar aún a Latinoamérica), como mejor comedia.

    La serie de la cadena Fox sobre Jack Bauer, un rebelde agente secreto que combate el terrorismo internacional, protagonizado por Kiefer Sutherland, terminó la noche con cinco galardones y se convirtió en la máxima ganadora de la ceremonia. Tanto el programa como su actor principal habían sido nominados en los cinco años anteriores, pero sólo el domingo, en la ceremonia realizada en el Auditorio Shrine de Los Angeles y que condujo Conan O’Brien, se alzaron con el premio.

    De esta manera, una de las series favoritas en la categoría drama, Grey’s Anatomy, terminó la noche con las manos vacías Los votantes del Emmy también terminaron con la llamada “maldición de Seinfeld”, al premiar a Julia Louis-Dreyfus, una de las coprotagonistas del exitoso programa, como mejor actriz de comedia por su nueva sitcom, The New Adventures of Old Christine. Louis-Dreyfus interpreta a una madre divorciada en busca del amor, en una serie que ya prometió su segunda temporada.

    Su primera incursión solista tras Seinfeld, Watching Ellie, nunca gozó de la aceptación del público, y lo mismo les ocurrió a sus ex compañeros Michael Richards y Jason Alexander. Por otro lado, y como se esperaba,The Office, adaptación de una popular serie inglesa sobre la vida en una oficina, recibió el premio a mejor serie de comedia en su primera nominación. Sin embargo, el protagonista de la serie, Steve Carell, favorito para el premio al mejor actor de comedia, quedó relegado por Tony Shalhoub, que obtuvo su tercer galardón en la categoría por su interpretación de un detective obsesivo-compulsivo en Monk.

    También fue sorpresa la ganadora del premio a mejor actriz en drama: Mariska Hargitay (hija de Jayne Mansfield, ícono del Hollywood dorado) lo obtuvo por Law & order: Special Victims Unit, y aventajó a las favoritas Allison Janney (The WestWing) y Kyra Sedgwick (The Closer). En tanto, todos los premios para actores de reparto fueron para artistas de extensa trayectoria, tres de ellos ganadores anteriormente y protagonistas de programas que ya no están en el aire.

VETERANOS DE REPARTO. Alan Alda, uno de los cirujanos de la sátira antibélica M*A*S*H, de la década del 70, recibió el premio a mejor actor de reparto en drama por su participación en The WestWing. La serie protagonizada por Martin Sheen, que mostró los pormenores de la vida en la Casa Blanca, terminó en mayo, tras siete años en pantalla. El triunfo de Alda –sexto Emmy de su dilatada carrera–, emparejó a WestWing con Hill Street Blues como las series dramáticas con más premios Emmys en la historia, 26 en total para cada una. Por su parte, Blythe Danner recibió el premio a mejor actriz de reparto en drama por su papel en Huff.

    Megan Mullally se llevó el mismo premio en categoría comedia por su personaje de una mujer irónica y de lengua afilada en Will & Grace. Ambas actrices obtuvieron el segundo Emmy de sus carreras. En tanto, Jeremy Piven, que protagonizó al hermano de Ellen DeGeneres en Ellen, ganó el premio a mejor actor de reparto en comedia por su papel de inescrupuloso agente de Hollywood en la sátira de HBO Entourage.

    Además, la producción Elizabeth I ganó el premio a mejor película para televisión, mientras que la inglesa Helen Mirren se quedó con el de mejor actriz en la categoría, tercer galardón de su carrera. Entre algunos de los momentos especiales, cuando los premiados agradecen ante el público, se destacaron el productor y escritor Greg García (mejor libro por My Name is Sarl), que habló de los que no deseaba agradecer por el galardón, y Jon Stewart (mejor variedad por The Daily Show) quien sencillamente dijo: “Pienso que este año ustedes realmente cometieron un terrible error”.

TEMAS:

Show

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.