access_time 18:56
|
8 de noviembre de 2019
|
Corrupción

Las otras causas por corrupción que debe enfrentar da Silva

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1573250138755637088490569549633.jpg

Entre las cuentas pendientes que tiene con la Justicia se ubican los cuantiosos fondos que recibió su fundación.

Si bien el ex presidente Lula da Silva recuperó su libertad, luego de 580 días preso, la Fiscalía sostiene que cuenta con “indicios” y “evidencias consistentes” de que las constructoras involucradas en el escándalo conocido como “Lava jato” -donde sobrefacturaron obras de Petrobras para luego utilizar el dinero como sobornos- le dieron viviendas y muebles al referente del movimiento obrero, entre otras concesiones.

En forma paralela, explican los investigadores, también le pagaron cuantiosas sumas por impartir conferencias.

A cambio, estas firmas eran beneficiadas con contratos millonarios con la empresa petrolera Petrobras y otros organismos públicos.

Un punteo de las denuncias que lleva adelante la Fiscalía expone la delicada situación judicial de Lula, aunque el ex mandatario niega cada una de ellas.

Entre los elementos que se le cuestionan al ex mandatario, se ubica una lujosa vivienda en Guarujá, en el litoral de San Pablo, que habría sido reformado por la constructora OAS, en obras valuados en al menos 260.000 dólares, y equipado con muebles de lujo por un valor de 75.500 dólares.

Sin embargo, él negó que sea suyo, y de hecho no hay documentos que acrediten que sea de su propiedad.

Ver también: Vivo: habla Lula tras su liberación

Conferencias pagas

Otro de los costados de la causa se relaciona con los “pagos voluminosos” realizados al Instituto Lula en carácter de donaciones, por parte de constructoras beneficiadas con contratos en Petrobras. Sumarían unos 6 millones de dólares.

También la empresa de eventos y publicidad LILS Palestras, propiedad del ex sindicalista, recibió unos 3 millones de dólares por parte de estas empresas como honorarios por conferencias impartidas.

La mayor parte del dinero que ingresó en ambas compañías provino de firmas involucradas en la red de corrupción: Camargo Correa, OAS, Odebrecht, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvao y UTC.

Mudanza y depósito

La Fiscalía cree que existen “fuertes indicios de pagos disimulados de aproximadamente 342.000 dólares realizados por OAS en favor de Lula, entre 2011 y 2016, para guardar objetos retirados del Palacio del Planalto –sede de la Presidencia brasileña– cuando acabó su mandato”.

Fuente: Clarín

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.