nota

Últimas noticias

Investigación

El celular del Rengo: hablaba de préstamos de $300 mil

La Justicia volverá a investigar al barra, que fue condenado esta semana por causarle lesiones a su ex pareja. 

Ampliar imagen Rengo Aguilera

Por: Exequiel Ferreyra

Daniel Rengo Aguilera nunca dejó de ser el jefe de la barra brava de Godoy Cruz a pesar de que está privado de la libertad. Algunos lo mencionan como ex, pero nada más alejado de la realidad. Esta semana lo condenaron a seis meses de cárcel por las “lesiones leves” que le causó a su ex pareja y madre de sus dos hijos, a fines de marzo, pero los contactos con sus hermanos en la hinchada son constantes. 

Más allá de este fallo por maltrato, la fiscal de Violencia de Género Mónica Fernández Poblet pidió que lo investigaran por una serie de presuntos delitos que se descubrieron cuando analizaron uno de los tres teléfonos que le secuestraron.

Ver también: A la ex del Rengo la fueron a buscar con la policía y declaró otra versión en el juicio

El juez Correccional Orlando Vargas, después un fuerte cruce de criterios con la representante del Ministerio Público, hizo lugar al pedido y las compulsas salieron, tal como informó El Sol el martes

Mientras se define qué fiscal de Instrucción se hará cargo de las causas y se busca desbloquear los otros dos apartados que no se pudieron espiar (la Procuración adquirió equipos que permiten hacerlo), trascendieron más detalles de lo que detectaron en el teléfono del señalado barra brava.

Préstamos de miles de pesos, descargas de cargamentos en predios de Guaymallén y contactos con la Policía de Mendoza, son algunos de los “datos” que llamaron la atención de la fiscal Poblet luego de que Aguilera fuera detenido por golpear a su ex mujer en el barrio Los Aromos de Carrodilla, Luján.

Se supo que era un teléfono “para las trampas”, como contaron las fuentes, que se utilizaba con frecuencia durante la mañana. Pocas veces en la siesta y nunca después de las 18. Mediante autorización de la Justicia de Garantías, se hurgó entre los contactos y los mensajes que Aguilera mantenía con ciertos personajes. Uno de ellos es miembro de la Policía de Mendoza. Fuentes judiciales señalaron que mantenía una relación sentimental con una mujer uniformada. 

Ver también: Condenaron a seis meses de prisión al "Rengo" Aguilera por pegarle a su ex mujer

Pero no sólo eso. También dialogaba –contaron las fuentes– con otros hombres de la fuerza. Esto generó cierta intranquilidad en el Ministerio de Seguridad cuando se ventiló durante el juicio que culminó esta semana y es una de las pruebas que más repercusión puede generar. 

En mayoría de las conversaciones, Aguilera habla en código. Por eso, la fiscal pidió que se lo investigue, para que personal capacitado pueda descifrar alguna de las conversaciones. Además de contactos con policías, también habla de ir a cobrar algunos préstamos. Y las cifras no son menores. En una de las conversaciones le pide a uno de sus conocidos que vaya a visitar a un hombre que le debe “entre 200 mil y 300 mil pesos”, detallaron investigadores. 

Estos personajes que le deberían dinero al barra serían asiduos a los casinos, principalmente uno ubicado en pleno centro, donde se lo veía seguido, agregaron. 

También se analizaron audios de conversaciones de WhatsApp. También utiliza cierto código para los diálogos. De allí nació la sospecha de que podría estar involucrado con gente de la capital paraguaya, Asunción, con algún tipo de contrabando. De esto se desprende, detallaron los pesquisas, “que puede estar hablando de temas relacionados al narcotráfico”, explicaron.

Si bien Aguilera fue mencionado hace algunos años como rival de Marcelo Gato Araya (actualmente en la cárcel de Almafuerte por dos asesinatos y juzgado por tráfico de drogas) en el barrio La Gloria, al Rengo no le han encontrado estupefacientes ni ha sido detenido por un delito federal. 

Entrevistado por El Sol a fines del 2011, Aguilera sostuvo que se dedicaba a la venta de ropa. Negó estar involucrado en temas narcos y señaló que es perseguido. Lo cierto es que en la Justicia esperan desbloquear los otros dos teléfonos para avanzar en las causas. Esto podría abrir un abanico de sospechas que podrían complicar aún más al hombre condenado esta semana. 


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota