nota

Últimas noticias

Fútbol

Fotos y video: Juan Osorio cumplió 94 años y la Lepra se lo festejó a lo grande

Luego de que se viralizara su llanto de emoción, los jugadores pidieron conocerlo y escuchar sus consejos en el día de su natalicio. Conocé el deseo emocionante del socio más antiguo.

Ampliar imagen Juan Osorio con jugadores
Ampliar imagen Juan Osorio
Ampliar imagen Juan Osorio - Hincha - Lepra (05)
Ampliar imagen Juan Osorio - Hincha - Lepra (01)
Ampliar imagen Juan Osorio - Hincha - Lepra (02)
Ampliar imagen Juan Osorio - Hincha - Lepra (03)
Ampliar imagen Juan Osorio - Hincha - Lepra (04)

Por: Emilia Agüero

Juan Ángel Osorio cumple este miércoles 94 años y al Club Sportivo Independiente Rivadavia no se le pasó por alto. Con la presencia del plantel, directorio y los hinchas, se lo celebraron a lo grande en la Catedral. Con anécdotas y el relato de su vida, se ganó el corazón de todos.

Desde los 18 años no se pierde ni un partido del equipo, fue homenajeado en septiembre del 2016 por el club por su dedicación y contribución con la entidad, no va a la cancha únicamente cuando su familia se lo prohibe por las bajas temperaturas, y motivó a que uno de sus nietos -hincha de otro club local- lo acompañara a los partidos y gritara los goles de la Lepra.

Así es "Juancito" -como lo llama cariñosamente su familia- quien se hizo famoso el domingo pasado a nivel nacional y en Chile luego de que las cámaras de televisión captaran el momento en el que se emocionó hasta las lágrimas con el gol de Mauro Cerutti en el encuentro local ante Argentinos Juniors, que le dio la victoria de 2 a 1 a los Azules.

Ver también: Video: el abuelo leproso que se emocionó con el segundo gol

Desde ese momento, su vida cambió gracias al reconocimiento y reportajes realizados por numerosos medios de comunicación. Sin embargo, la historia del socio más antiguo del club no quedó ahí, sino que empezó mucho antes de que un par de flashes lo sorprendieran.

 

Hijo único, casado con "Lidita", padre de cuatro hijos, abuelo de 13 nietos y bisabuelo de 9, es conocido por sus allegados e hinchas por ser una hombre cien por ciento fiel a sus amores, entre ellos, la Lepra.

Con una historia de vida rica en experiencias vividas y adversidades superadas, decidió quedarse solo en la provincia y sin nada a los 15 años "por caprichoso". En esa situación, buscó refugio en el antiguo Hospital Emilio Civit donde a cambio de comida y alojamiento realizaba diferentes trabajos ad honorem. Así, logró ganarse el cariño de todos y ser el capataz del nosocomio.

Más tarde, uno de sus numerosos amigos le consiguió una entrevista en el Banco Mendoza, donde quedó en un puesto que ni él lo imaginaba por su poco estudio -llegó hasta sexto grado- y se fue de ese lugar después de 37 años. Formó una familia, enfrentó "muchas dificultades", pero nada hizo que dejara de ir a cada partido y con un ramo de flores para la Virgen, que está ubicada en el ingreso a la platea oeste de Independiente.

 

"No le rezaba a la Virgen, pero sí le dejaba flores para que no se olvidara del equipo y su victoria. No sé si sirvió de mucho, pero con un amigo intentamos contribuir de alguna forma con el partido. Es más, el día del encuentro con Argentinos no iba a llevarle el ramo a la Virgen porque estaba enojado con todo el mundo,  porque no pegábamos una. Pero, a último momento me arrepentí y se las llevé, y mirá lo que pasó. Ganamos",  contó emocionado Osorio a El Sol.

Con todo un camino hecho en el club, el hincha histórico de Independiente aseguró que lo "vuelve loco" que el equipo juegue como lo hizo ante Argentinos, porque demuestran las garras y coraje del verdadero jugador de la Lepra.

 

Tampoco se olvidó de los hinchas, a quienes les agradeció el respeto y de paso les pidió que se "continúen portando bien, que respeten las normas del club y fútbol, porque es de la única forma que se demuestra el amor y pasión a este deporte. El fútbol tiene algo inexplicable de compañerismo y aguante, y sería bueno que los fanáticos continúen con ese legado".

En el día de su cumpleaños, el club, los jugadores e hinchas no dejaron pasar el momento para celebrárselo a lo grande con una torta con los colores de sus amores. Y, por supuesto, al momento de pedir sus deseos no se olvidó de nadie.

"Es uno de los mejores días, espero que no sea el último festejo. Que sea un día lo mejor posible para todos, y que al club le vaya bien", concluyó el fanático número uno de la Lepra.




 


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota