nota

Últimas noticias

Ampliar imagen Papas fritas
Un plato de papás fritas aporta grasa y calorías en exceso.

Por: ElSol.com.ar

Las papas fritas tienen mala fama y un nuevo informe se ocupó de dejarlas muy mal paradas. Una nota publicada en The American Journal of Clinical Nutrition, mostró una investigación que llegó a la conclusión de que comerlas dos veces por semana aumenta el riego de muerte. 

Las papas en sí no son enemigas de la salud. Es más, se consideran carbohidratos buenos que aportan proteinas y no dañan. La diferencia radica en cómo y en qué momento de la vida se consumen. No es lo mismo comerlas a los 15 que a los 50; y no da igual servirlas en puré que fritas.

Este estudio se basó en los hábitos alimenticios durante ocho años de 4400 personas de entre 45 y 79 años. Los autores explicaron: "Las papas, no fritas, son relativamente saludables porque contienen una buena proporción de fibra, vitaminas y micronutrientes". Pero las que pasan por aceite, que luego se bañan en sal, tienen mucha grasa, entre otros factores dañinos.

Cuanto más grandes, peor

Por otro lado, una nota del sitio español El País llamó la atención sobre la necesidad de adoptar buenas conductas alimenticias cuando se llega a cierta edad. Uno de los pilares es que los jóvenes pueden perder peso más rápido porque su gasto energético (aún en reposo) es mayor. "A partir de los 50 años lo hace un 10% menos", aclara.

Así que mientras darte ciertas licencias a los 20, consumiendo un paquete de papas fritas, puede no tener efectos a gran escala, hacerlo a los 40 tiene sus consecuencias. La clave, además de moverse más, está en comer menos grasas y más nutrientes como las verduras frescas, frutas, carnes magras y legumbres.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota