nota

Últimas noticias

Derribando mitos

¿Puede el teléfono inutilizar una tarjeta de crédito al dañar su banda magnética?

Este es uno de los tantos mitos populares que circulan desde hace décadas y en esta nota te contamos la verdad de la milanesa.

Ampliar imagen TELEFONOS TARJETAS CRÉDITO COVER

Por: ElSol.com.ar

La hipótesis es sencilla: como el teléfono trabaja con ondas de radio y está conformado por algunos elementos electromagnéticos, es posible que esto dañe la tarjeta de crédito cuya naturaleza es también magnética.
 
Sucede que la banda magnética de una tarjeta está compuesta por partículas ferromagnéticas alineadas en un determinado sentido. El cambio de orientación de las mismas, algo fundamental en el proceso de transmisión de verificación de los datos asociados a la misma, requiere de un campo magnético relativamente fuerte.
 
Ese campo tan intenso es el que generalmente producen los terminales por los que tiene que pasarse la tarjeta.
 
En el caso del teléfono, una de las partes que causan campo magnético es el parlante del altavoz. Que este elemento dañe una tarjeta depende de la banda magnética de la misma.
 
Existen dos tipos de banda. La de alta coercividad y la de baja coercividad. Las primeras son negras y están hechas de ferrita de bario, mientras que las segundas suelen ser marrones y están echas de óxido de hierro. Las importantes (bancarias, tarjeta sanitaria, etc.) suelen tener banda negra, mientras que las menos importantes, tipo tarjeta de socio de la biblioteca o de un hotel, tienen la banda marrón.
 
En cualquier caso, para alterar la banda magnética de una tarjeta hace falta un campo magnético de 1.000 gauss. Un imán casero no suele superar los 100 gauss, y el que contienen los móviles tiene entre 1,2 y 10 miligauss, por lo que es extremadamente improbable que un móvil pueda inutilizar una tarjeta, sobre todo si es de alta coercividad. Es más probable que un arañazo inutilice la banda que un imán.



Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota