nota

Últimas noticias

Detuvieron a un hombre acusado de ser el sicario estrella de la mafia china

Pixiu es la organización delictiva que lo contrataba para cometer dos homicidios y violentas extorsiones a supermercadistas asiáticos. 

Ampliar imagen Detuvieron a un hombre acusado de ser el sicario estrella de la mafia china

Por: Télam

Un hombre fue detenido hoy en el partido bonaerense de Tres de Febrero, acusado de ser un sicario que contrató la mafia china "Pixiu" para cometer dos homicidios y otras violentas extorsiones a propietarios de supermercados de la zona metropolitana, por lo que cobraba entre 10.000 y 20.000 pesos. 

La detención fue informada esta tarde en conferencia de prensa por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el jefe de la Policía Federal (PFA), Néstor Roncaglia.

Se trata un hombre de 30 años, de nacionalidad argentina y con antecedentes penales, conocido como “Nico”, quien fue detenido en la madrugada de hoy en cercanías al barrio Ejército de los Andes, más conocido como "Fuerte Apache", en la localidad bonaerense de Ciudadela Norte.

 

También fueron apresados un hombre y una mujer que, desde un local de comidas chinas ubicado en la avenida San Juan al 3200 en el barrio porteño de San Cristóbal, supuestamente operaban las directivas de la organización mafiosa y proveían al sindicado sicario detenido hoy.

En una rueda de prensa en el local de comidas que actuaba de pantalla de la organización delictiva y funcionaba como "aguantadero", Bullrich y Roncaglia brindaron detalles acerca del operativo llamado “Cabeza de Dragón II”, pero no informaron la identidad de las víctimas ni donde fueron cometidos los asesinatos.

“Se logró identificar al autor de las últimas ejecuciones, sobre todos dos muertes” afirmó el jefe de la PFA al referirse a la detención de “Nico” en las últimas horas.

“El era contratado por parte de esta organización delictiva que operaba en este lugar. Acá estaban los operadores principales, acá les entregaban las armas”, señaló Roncaglia.

Según relató Roncaglia, los destinatarios de las amenazas eran dueños de supermercados chinos de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires, y existían “distintos niveles de agresión” para quienes no accedían a pagar 50.000 dólares para evitar las represalias.

“Primero era una llamada telefónica; la segunda amenaza era un mensaje escrito que dejaban por debajo de la puerta; tercer mensaje era una agresión física; cuarto mensaje era disparo de arma de fuego, generalmente no apuntado a la muerte sino a provocar heridas en los conciudadanos y el quinto resultado final, la muerte del ciudadano chino” agregó el jefe de la PFA.

Los últimos ataques se registraron en supermercados ubicados en French al 2400, del barrio porteño de Recoleta, y en Bacacay al 3900, de Floresta.

Roncaglia también relató que “Nico” cobraba distintas tarifas según fuera el encargo de los mafiosos, ya que una amenaza tenía un valor de “diez mil pesos; una agresión armada, quince mil pesos”; y si el ataque era en la provincia de Buenos Aires, “veinte mil pesos”.

El sicario se desplazaba en una moto Honda Twister y utilizaba para las amenazas armas de fuego y granadas de humo, entre otros elementos secuestrados.

En relación a la detención de “Nico”, la ministra Bullrich señaló que “agarrar a los sicarios es muy importante y le trae una gran tranquilidad a la comunidad china”.

“El año pasado habíamos agarrado a gran parte de la banda y ahora agarramos a dos personas que estaban dentro de este local, que eran los que lo administraban” agregó la funcionaria, quien también afirmó que el local estaba siendo investigado “por juego clandestino”.

La ministra destacó la colaboración de la embajada y el vicepresidente chino, como así también del jefe de la policía de ese país asiático, ya que enviaron a diez personas que colaboraron con la investigación.

El operativo que terminó con estas detenciones es la continuación de la desarticulación que se produjo el año pasado de la mafia china “Pixiu”, cuando fueron detenidas 40 personas, entre ellas 18 ciudadanos chinos.

El operativo “Cabeza de Dragón” se efectuó en junio de 2016, durante el cual y tras 22 allanamientos, también se secuestraron catorce armas de fuego, cuatro vehículos, drogas, dinero en efectivo, celulares y carteles para “marcar” a los supermercados.

Sin embargo, el jefe de la PFA reconoció que a pesar de que el cabecilla de la mafia, conocido como "A Di", está detenido en la cárcel de Ezeiza siguió manejando parte de la organización, lo que calificó como “inevitable”.

“Ellos utilizaban mano de obra de delincuentes chinos para amedrentar, asesinar y herir a sus compatriotas, pero con el tiempo comenzaron a utilizar mano de obra argentina” agregó Roncaglia.

En el local que funcionaba como “aguantadero” fueron secuestrados la moto Honda Twister utilizada por el sicario; una pistola calibre .380 con la numeración limada; cuatro granadas de gas lacrimógeno; 32 frascos de ketonal; 10 bolsas con metanfetamina; pasaportes de ciudadanos chinos; teléfonos celulares y notebooks.

La investigación llevada a cabo por el fiscal Nacional en lo Criminal de Instrucción 13, Marcelo Roma, y la jueza Nacional en lo Criminal de Instrucción 42, María Gabriela Lanz, logró establecer el vínculo entre los integrantes de la banda criminal “Pixiu” y los distintos atentados sobre comercios chinos.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota