nota

Últimas noticias

Mejorando tu calidad de vida

Ese dolor llamado Fibromialgia

Aliviar los síntomas de esta enfermedad es posible con una dieta equilibrada y nuevos hábitos de conducta.

 

Ampliar imagen Ese -dolor- llamado -Fibromialgia

Por: Medios

El pasado 12 de mayo, se celebró el Día Internacional contra la Fibromialgia, esta enfermedad de causa desconocida y que se caracteriza por un agotamiento generalizado unido a dolores musculares.

La prevalencia de esta enfermedad, que constituye un problema frecuente en la práctica clínica, oscila entre el 0,7 y el 2% de la población y afecta mayormente a las mujeres. Como es la causa más frecuente de dolor osteomuscular generalizado y crónico, genera un círculo vicioso negativo que paulatinamente afecta todas las áreas de desempeño de la persona incluyendo lo laboral, lo social y familiar.

A pesar que no hay una explicación científica sobre su desencadenante ni un tratamiento definitivo, sí es posible mitigar sus efectos mediante un estilo de vida saludable en el que se debe prestar especial importancia a una correcta y equilibrada alimentación, combinada con ejercicios específicos.

Quienes padecen esta enfermedad, y más allá de ponerse en manos de especialistas de la salud, pueden adoptar pautas de nutrición y hábitos alimentarios que los ayuden con esta dolencia y que les permitan tener una mejor calidad de vida. ¿Los conocemos?

# Mantener un peso adecuado y una alimentación sana, equilibrada y variada es importantísimo. La clave es una dieta rica en verduras, frutas y legumbres, principalmente, pobre en grasas saturadas y alta en antioxidantes.

# Los minerales más importantes son el potasio, el zinc, hierro y selenio. El magnesio y el calcio son, sin duda, imprescindibles para evitar los calambres musculares, contracturas y debilidad. Para aportar el calcio, lo ideal serían los lácteos pero desnatados. En el caso del magnesio, se puede encontrar en verduras, frutos secos y legumbres, entre otros.

# Las vitaminas A, E y C no deben faltar en la dieta para mejorar el sistema inmunológico, reducir el estrés y evitar otro tipo de enfermedades. Para conseguir la ingesta adecuada de estas vitaminas, se deben ingerir alimentos como la zanahoria, pimiento o cítricos. En el caso de la vitamina E, destacaría el aceite de oliva.

# El Omega 3 debe ser junto con el aceite de oliva la grasa ideal a incluir en la dieta ya que reduce la inflamación. Este tipo de ácido graso lo podemos encontrar fundamentalmente en pescados azules y frutos secos.

# Alimentos como la zanahoria, cebolla, apio y legumbres, no deben faltar en la dieta de una persona que padece de fibromialgia. De la misma forma, hay ciertos alimentos y sustancias que deberían de evitarse a toda costa, como, por ejemplo, los azúcares refinados y los simples ya que pueden resultar muy perjudiciales. De igual manera que el exceso de sal, cafeína y tabaco.

# Las grasas saturadas deben eliminarse de la dieta y los alimentos ricos en purinas como embutidos y carnes rojas (preferiblemente comer carne blanca).

# Se recomienda beber 2 litros de agua al día, no picotear, utilizar métodos de cocinado como la plancha, vapor, horno o asado y comer con tranquilidad, masticando correctamente todos los alimentos.

Asimismo, se recomienda que aquellos pacientes con fibromialgia establezcan normas y hábitos de sueño saludables los que resultarán imprescindibles para una mejor calidad de vida.

El estrés y la falta de sueño empeoran las funciones del sistema nervioso, del sistema inmunitario y empeoran el dolor. 


Permalink:
visitas social_count

Notas relacionadas

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore