nota

Últimas noticias

Ampliar imagen ¿Propaganda política? ¡Me arruga la ropa!

Por: ElSol.com.ar

Una selección de avisos insólitos que te va a dar ganas de charlar con los limones.

https://i.ytimg.com

Hace unos días, con motivo de las negociaciones del gobierno nacional para exportar limones a Estados Unidos, la Casa Rosada presentó un spot de unos limones que hablaban. Sí, en serio.

http://gifsoup.com

En tiempos de redes sociales, unos segundos fueron suficientes para despertar comentarios de todo tipo (bueno, quizás no de TODO tipo: más bien entre incredulidad y burla).

La comunicación política es un camino delicado: tiene que “vender” un candidato, una idea, un partido pero a la vez busca influir en quien lo ve, cambiar un comportamiento o los valores de alguien. Difícil. A veces, en su esfuerzo por agradar, por “acercarse” a “la gente” o por transmitir un mensaje los resultados son… de gusto dudoso. Los avisos que siguen demuestran que el camino hacia la posteridad está empedrado de momentos bizarros.

1. Fleco y Male

Su principal problema era en errarle el tono a quien iba dirigida. Este buen hombre, el Dr. Miroli, les daba explicaciones largas y técnicas de cómo hacen daño las diferentes drogas a dos pibes. No me cuentes: mostralo.

Los “jóvenes” — destinatarios en teoría de una de las pocas campañas anti drogas en mucho tiempo- eran como los adultos se los imaginaban (“Dale, ratón, si acá no te ve tu papito”). Tanto que en lugar de poner adolescentes como protagonistas, los dibujaron.

Si hay quienes dicen que sobra marketing por todos lados, acá hay un buen ejemplo de un caso al que le hubieran venido bien sus herramientas.

En contraposición, acá hay una campaña (reciente y local) que acertó en todo lo que la de los amigos de Dibu fallaron.

2. Bajar los costos

Nada bueno podía salir de un aviso hecho durante la dictadura militar a favor de bajar los costos de los empresarios: tan burda que el fulano de la derecha literalmente salta, pisotea los costos (que son, sí claro, entre otras cosas: los empleados).

www.giphy.com

3. Vamos, Menem

Argentinos a lo largo de todo el país parecían sufrir una embolia repentina y se ponían a gritar como un gol la frase del título en todo momento. Con el propósito convencer a los electores de que lo votaran, esto le pareció una buena idea a alguien.

En términos de branding podríamos decir que fue efectiva aunque — de nuevo- sólo es apta para consumir irónicamente.

https://www.taringa.net/vagonettas/mi/qWIzS

4. El candy crush de la corrupción

Otro grueso error es tratar de subirse a lo que sea que está de moda en ese momento para hablar de otro asunto: a veces, hay cosas que simplemente no pegan, como Gil Lavedra y Victoria Donda jugando al “candy crush de la corrupción”. Felizmente olvidado.

https://giphy.com

5. Bien, Don Carlos

Ah, odiar a la AFIP y a los jefes: our two true passions. El patrón anuncia que se ganó un auto por pagar los impuestos (!) y que sorteará el anterior entre sus empleados (!!).

El tono del tipo es tal que todavía no sabemos cómo fue posible que no hubiera gente saliendo a prender fuego todo después de escuchar la memorable “el nuevo es para papito”.

https://giphy.com

Fuentes: LorenaFdeZ, Diferenciaentre.info, Youtube.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota