nota

Últimas noticias

Revelador estudio

Así ayudaría la marihuana a los más grandes, según un nuevo estudio

El principio psicoactivo del cannabis podría tener muy buenos resultados en los adultos mayores, llegando incluso a impedir o demorar el desarrollo del Alzhemier.

Ampliar imagen MARIHUANA ANCIANOS COVER

Por: ElSol.com.ar

El cannabis podría ayudar a prevenir la pérdida de memoria en los ancianos, según un nuevo estudio.

Investigadores en Alemania, que están dispuestos a comenzar los ensayos en seres humanos más adelante este año, dicen que la droga puede incluso ayudar a retrasar el inicio de la enfermedad de Alzheimer al retardar el proceso natural del envejecimiento del cerebro.

El poder mental de los ratones más viejos mejoró dramáticamente después de que se les diera THC, la parte psicoactiva de la marihuana que hace que sus usuarios “vuelen”.

De hecho, sus conexiones cerebrales en el hipocampo -que controla el aprendizaje, la memoria y las emociones- mostraron reacciones casi iguales que las de los ratones adultos jóvenes.

Se espera que lo mismo suceda en los seres humanos, con los ensayos programados para que comiencen este año.

Andreas Zimmer, profesor de Psicología en la Universidad de Bonn en Alemania, dijo que los hallazgos son esenciales en la acción para entender el cannabis como una forma de medicina.

Más de la mitad de las personalidades muy influyentes Estados Unidos votaron a favor de la legalización para uso médico.

"El tratamiento crónico con dosis bajas de THC o extractos de cannabis podría ser una estrategia potencial para frenar o incluso revertir el deterioro cognitivo en los ancianos", dijo.

"Juntos, estos resultados revelan una profunda y duradera mejora del rendimiento cognitivo resultante de un tratamiento con baja dosis de THC en animales maduros y viejos”.

"El tratamiento con THC durante 28 días restauró el rendimiento de aprendizaje y memoria de animales maduros y viejos en un laberinto acuático, reconocimiento de localización de objetos nuevos y pruebas de reconocimiento social, casi hasta a los niveles observados en ratones jóvenes".

El equipo, cuyos resultados se han publicado en Nature Medicine, dice que es demasiado pronto para afirmar que sus notables resultados podrían lograrse en pacientes humanos.

El Dr. Andras Bilkei-Gorzo, co-autor del estudio, dijo: "El abuso de cannabis depende de la edad. Es un problema para los jóvenes más que para las personas mayores”.

En dosis seguras el compuesto podría mejorar sus cerebros. Es posible que pueda retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer, pero eso es pura especulación.

"Esperamos comenzar los ensayos clínicos a finales de año con cien, o incluso cientos, de personas".

Estudios anteriores han sugerido que los productos químicos encontrados en la marihuana son eficaces contra la enfermedad de Alzheimer.

En experimentos recientes, tres grupos de ratones de 18 (viejos) meses, 12 (maduros) y 2 meses (jóvenes) recibieron inyecciones con dosis bajas de THC durante 28 días.

Las edades equivalentes en años humanos serían de 64, 58 y 20, respectivamente.

Antes y después del tratamiento fueron desafiados con una serie de tareas que ponían a prueba sus habilidades de aprendizaje y memoria.

Éstas incluyeron encontrar la salida en un laberinto acuático, localizar objetos y reconocer otros ratones.

En ratones jóvenes el THC perjudicó el rendimiento general. Pero la misma terapia realmente mejoró el aprendizaje y la memoria en ambos grupos de animales de más edad.

Zimmer, un psiquiatra de la Universidad de Bonn, dijo que el THC potenció los genes que controlan las neuronas en el hipocampo - restaurándolas a los mismos patrones observados en animales jóvenes.

Los compuestos psicoactivos encontrados en la marihuana -como el THC- ejercen sus acciones sobre el sistema nervioso al interactuar con el sistema endocannabinoide que trata con el dolor.

Zimmer dijo que el sistema endocannabinoide disminuye durante el envejecimiento, pero no se ha demostrado un vínculo directo con los síntomas.

Cuando alguien fuma cannabis, el THC se une al receptor endocannabinoide llamado CB1. Es la interacción entre el fármaco y este receptor lo que hace que la gente se sienta “volando”.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota