nota

Últimas noticias

Este jueves

Quieren disminuir las velocidades máximas para reducir las muertes en accidentes viales

Luchemos por la Vida presentará en la Legislatura porteña y en la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Mendoza adherirá.

Ampliar imagen Turbus (04)
Ampliar imagen reducción de velocidades máximas, proyecto de ley, Luchemos por la vida, menos muertes, accidentes viales
Ampliar imagen reducción de velocidades máximas, proyecto de ley, Luchemos por la vida, menos muertes, accidentes viales 2
Ampliar imagen reducción de velocidades máximas, proyecto de ley, Luchemos por la vida, menos muertes, accidentes viales 3

Por: Natalia Mantineo

Después de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, los ACV y otras patologías, en séptimo lugar se ubican los accidente de tránsito entre las causas de muerte en Argentina. A raíz de esto, Luchemos por la Vida presentará un proyecto que busca reducir en 10 kilómetros por hora la velocidad máxima.

En Mendoza, la iniciativa es vista con buenos ojos teniendo en cuenta que en el 2016 hubo 285 muertes en accidentes de tránsito. Y que este año se produjo uno de los accidentes fatales más terribles de la provincia cuando un colectivo de TurBus volcó en solitario llegando a Horcones. El saldo fue de 19 personas muertas y, aparentemente, el motivo principal habría sido el exceso de velocidad.

En Argentina el exceso de velocidad explica más del 30% de las muertes en accidentes de tránsito, en los cuales el año pasado fallecieron 7.268 personas en todo el país.

4º Semana Mundial para la Seguridad Vial

La propuesta será presentada por la ONG dentro la 4º Semana Mundial para la Seguridad Vial que se celebra hasta el 14 de mayo próximo.

"Necesitamos un llamado de atención para reducir los accidentes", aseguró Ia El Sol María Cristina Isoba, Directora de Inestigación y Educación Vial de Luchemos por la Vida y agregó: “En 2011 desde Naciones Unidas pidieron a los países reducir hasta un 50% las muertes hacia 2020, pero en nuestro país se mantienen la cantidad de decesos y eso es preocupante”.

Isoba también aseguró que no sólo el exceso de velocidad es causal de los accidentes viales en el país sino que también se suman otros factores como alcohólicos al volante y falta de controles contundentes.

 

Sobre el proyecto

El proyecto prevé colocar controles electrónicos de velocidad en todas las avenidas de alta circulación vehicular y peatonal, y emplazar reductores físicos de velocidad a calles con mucha circulación de peatones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la velocidad máxima no supere los 50 km/h en áreas urbanas por el mayor riesgo que significa para peatones y ciclistas. En el caso de Mendoza, la máxima permitida en dichas zonas es de 40 km/h (lo cual, de aprobarse el proyecto bajará a 30 km/h).

“En rutas o autopistas que se permite circular a 120 km/h se reduciría a 110 km/h (en el caso de Mendoza la máxima permitida será de 100 km/h), entre otros cambios.

Es meritorio aclarar que en 1994 la provincia puso en vigencia la ley 6.082 de Reglamentación del Tránsito y Transporte, la cual se despegó por completo de la ley nacional 24.449, de la que se desprende la ley 26.363 de Tránsito y Seguridad Vial.

 

Mendoza adhiere al proyecto de Luchemos por la Vida

Si bien recién este jueves será presentado en la Legislatura porteña y en la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Oscar Hómola, director de Seguridad Vial de la provincia aseguró que, en caso de aprobarse, sería una buena medida para reducir los accidentes viales.

“A menor velocidad es menor el impacto del choque y, por ende, será menor el impacto del accidente. Hoy lo que se ve en las calles es que los choques o accidentes son muy violentos y tienen que ver, sin dudas, con la velocidad en los que se producen”, expresó Hómola.

 

Sin controles efectivos

Tanto Isoba como Hómola coinciden en que la falta de controles forma parte de las causas de accidentes de tránsito. “Los que superen el límite permitido de velocidad máxima tienen que ser sancionados como un delincuente, no que sea sólo una falta sino que pueda ir preso", explicó Isoba.

Frente a esto, la especialista puso como ejemplo a España, donde tras aplicarse una ley de delitos contra la seguridad vial, hubo unas 450.000 condenas entre 2012 y 2015 y se redujo 15% las muertes por siniestros.

"No podemos esperar más muertes", reclamó Isoba, quien manifestó que 20 personas por día mueren en accidentes de tránsito, es decir, una 606 mensuales.

 

Por su parte, Hómola aseguró: “La falta de controles son una constante en todas las jurisdicciones del país. El 80% de las multas caduca y mucho tiene que ver porque no existe una buena gestión de cobros. Hoy, en la provincia, hay un proceso de adjudicación de un socio estratégico que agilizará el cobro de multas, lo cual permitirá reducir el número de infractores en las calles”.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota