nota

Últimas noticias

Siria

Estas llamadas muestran cómo Italia dejó ahogarse a cientos de refugiados

Un doctor en un barco que se hundía alertó durante horas mientras los países intentaban que fuera otro. Murieron 268 personas, entre ellas 60 niños.

Ampliar imagen Barco Siria Italia

Por: Medios

Las llamadas ocurrieron el 11 de octubre de 2013, pero se han escuchado ahora por primera vez gracias a L'Espresso. El doctor sirio Mohammed Jammo telefonea a la Guardia Costera italiana desde un barco con cientos de personas a bordo cerca de la isla de Lampedusa.

"Ayúdennos, por favor, está entrando agua al barco, hay cien niños". En la conversación, que en todo momento es en inglés, el doctor indica sus coordenadas exactas para que puedan acudir en su rescate.

"Por favor, dense prisa, el barco se está hundiendo". Posteriormente se supo que el barco había quedado dañado tras un ataque por parte de milicianos libios, que habían intentado abordarlos.

Tras esperar tres cuartos de hora, el hombre vuelve a llamar para asegurarse de que han enviado ayuda. La misma operadora con la que había hablado la primera vez le dice que tiene que llamar a Malta. 

"Ustedes están en Malta, llame a Malta, que están más cerca". El barco se encontraba en aguas internacionales, pero en una zona en la que las labores de rescate estaban asignadas a Malta. La costa italiana estaba a 61 millas de distancia, mientras que la costa de Malta estaba el doble de lejos, a 118 millas.

Según se escucha en las grabaciones, Jammo llama por tercera vez a Italia para decir que ya ha llamado a Malta y que en Malta le dicen que llame a Italia porque la costa italiana está más cerca. "¡Lampedusa es Italia! Por favor, ¡nos estamos muriendo!". Pero la operadora insiste: "Tiene que llamar a Malta, señor".

Durante todas estas conversaciones, la nave Libra de la Marina italiana estaba a solo 20 millas del barco naufragado, esperando instrucciones.

(El video es un resumen, los audios completos pueden escucharse acá)

En una llamada a las Fuerzas Armadas de Malta, las autoridades italianas muestran su preocupación por tener que desviar su barco y posteriormente llevar a los refugiados a la costa más cercana (que sería la isla italiana de Lampedusa). Por su parte, desde Malta les indican repetidamente que el barco italiano es el más cercano al naufragio.

Mientras tanto, el barco de los refugiados se voltea, arrojando al mar a cientos de hombres, mujeres y niños que huyen de la guerra civil siria, muchos de los cuales no saben nadar. Solo cuando Malta informa a Italia de que uno de sus helicópteros ha visto el barco del revés (cinco horas después de la primera llamada) Italia accede a enviar ayuda.

Murieron 268 personas, entre ellas 60 niños. El doctor Jammo sobrevivió junto a su mujer y su hija de cinco años, pero perdió en el mar a sus dos hijos de seis años y nueve meses.

Fabrizio Gatti, el periodista que consiguió las grabaciones, ha explicado que el barco italiano era el más cercano, por lo que estaba obligado a acudir al rescate bajo las leyes marítimas internacionales.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota