nota

Últimas noticias

En el barrio Juan XXIII

Señalan al "Rodriguito" como autor del crimen en Luján

La víctima recibió tres disparos y murió minutos después. Pese a que los testigos directos no aportaron datos concretos, investigan si un menor fue el matador. El mismo fue sindicado por acribillar a otro hombre en el Bajo Luján. 

Ampliar imagen Maicol Nievas
Maicol Nievas tenía antecedentes.
Ampliar imagen Crimen Luján Nievas
Efectivos de Científica hallaron cuatro vainas servidas en la escena.
Ampliar imagen Miguel Marini
El crimen de Marini continúa impune y el único detenido que tuvo la causa es inimputable.

Por: Exequiel Ferreyra y Pablo Montivero

Un joven de 20 años fue asesinado la tarde del martes de tres balazos en la zona del Bajo Luján. Fue identificado como Maicol Exequiel Nievas, quien presentaba algunos antecedentes. Al parecer, se dirigía a trabajar con un par de amigos y fue interceptado por dos individuos armados que le dispararon después de un corto cruce de palabras. Los testigos que acompañaban a la víctima no aportaron datos concretos para conocer la identidad de los agresores. 

Sí lo hicieron los vecinos cuando hablaron con los policías, que señalaron a un menor de la zona. Se trata de un chico conocido como Rodriguito, vinculado a diversos robos y otro asesinato que ocurrió en el mismo sector. Aseguraron que este joven habría tenido un encontronazo hace un tiempo con Nievas.

La causa quedó en manos del fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello y no tiene detenidos. 

La información a la que accedió El Sol agrega que el hecho ocurrió pasadas las 14, en el barrio Juan XXIII de esa comuna. Todo indica que Nievas caminaba por allí, acompañado por dos amigos, cuando fue sorprendido por un par de sujetos que le dispararon.

Los testigos que escucharon los disparos y dieron aviso al 911. La víctima quedó tendida sobre un descampado situado frente al popular barrio y algunos habitantes del lugar lo llevaron hasta un Centro de Salud de la zona, pero llegó sin vida. 

Efectivos de Científica hallaron cuatro vainas servidas en la escena.

Policía Científica realizó los trabajos en la escena y se confirmó que Nievas recibió tres plomos: uno en la cara, otro en el pecho y el restante en un brazo. Los efectivos hallaron en el lugar cuatro vainas servidas. 

En tanto, los amigos del fallecido, únicos testigos presenciales, declararon pero aseguraron no conocer a los agresores ni aportaron datos concretos.

El perfil de la víctima 

Maicol Exequiel Nievas Rosales iba a cumplir 21 años mañana, sin embargo, le pusieron fin a su vida dos días antes. 

El joven era oriundo de la manzana C del barrio Patrono Santiago, de Luján, y trabajaba cargando ripio en el río. Justamente, cuando recibió los tres tiros fatales, se dirigía a cargar un camión. 

En el sector, los vecinos lo tenían marcado como un “asaltante” de la zona. Es más, fuentes policiales y judiciales confirmaron que tenía un antecedente por un intento de robo y abuso sexual ocurrido en el 2015, y otro por amenazas agravadas del año pasado. 

El chico al que todos acusan

Investigadores que trabajaron durante el homicidio de Maicol Nievas entrevistaron a varios vecinos de la zona y algunos coincidieron en sostener que el encargado de efectuar los disparos fue un menor de 16 años conocido como el Rodriguito. Se trata del mismo que en un momento fue sindicado como el autor del crimen de Miguel Marini (32), oriundo de Tunuyán, ultimado en noviembre del 2015.

Al parecer, el adolescente y Nievas habían tenido un percance hace algún tiempo, por lo que el Rodriguito optó por atacar a la víctima cuando la vio caminando por su zona.

Si bien los pesquisas tienen en cuenta esta hipótesis, también aseguraron que “al Rodriguito lo señalan como autor de todos los hechos violentos que ocurren en el lugar”, por lo que se mostraron precavidos. De todas formas, lo que consideran “peligroso” y no descartan su participación en el crimen.

Sin culpables

Marini vivía en Tunuyán y fue asesinado de un disparo en el Bajo Luján mientras esperaba dentro de un auto a un compañero de trabajo que decidió frenar en el lugar un viernes por la tarde. Cuatro individuos intentaron sustraerle el vehículo y le dispararon por la espalda. 

El crimen de Marini continúa impune y el único detenido que tuvo la causa es inimputable.

La causa tuvo un detenido como partícipe del ataque pero resultó inimputable, ya que tenía 15 años. Se trataba del Rodriguito.

En un principio, la causa estuvo en manos del fiscal de Instrucción Hernán Ríos pero pasó a la Fiscalía Penal de Menores. Luego se estancó y, más allá de la insistencia de la familia, no se logró avanzar. Incluso, en un momento, la Justicia ofreció una recompensa para dar con el autor del disparo pero no obtuvo resultados.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota