nota

Últimas noticias

Al realizar una actividad física

La palabra clave para ser más fuerte: "Garabatos"

Según estudios, utilizar esta palabra, ayuda a aumentar el poder máximo a la hora de realizar ejercicios de alta intensidad.

Ampliar imagen Ejercicio

Por: Medios

Un estudio hecho hace algunos años concluyó que decir garabatos aumenta la resistencia al dolor de las personas. Ahora un segundo trabajo, liderado por el mismo científico, concluyó que los improperios también hacen que las personas se vuelvan más fuertes ante la realización de una actividad física.

El trabajo, liderado por Richard Stephens de la Keele University en Reino Unido, fue presentado hoy en la conferencia anual de la British Psychological Society.

La investigación consistió en la realización de dos experimentos. En el primero, 29 participantes con una edad promedio de 21 años pasaron por una sesión corta (30 segundos) pero intensa de ejercicio en una bicicleta, después de haber dicho garabatos y, en otra prueba, enunciando otras palabras neutrales. Los resultados indicaron que el poder máximo aumentó en 24 watts en promedio cuando se usaban los improperios.

El segundo examen consistió en una medición de la fuerza de agarre de la mano. Aquí 52 participantes de edades cercanas entregaron como resultado que decir garabatos aumenta la fuerza en 2.1 kilogramos en promedio.

"Sabemos de nuestra investigación previa que el uso de improperios hace que la gente más capaz de tolerar el dolor. Una posible razón es que estimula el sistema nervioso simpático. Ese es el sistema que hace que tu corazón lata más rápido cuando estás en peligro", comentó Stephens al sitio de la universidad. "Si esas es la razón, esperaríamos que también haga que la gente se vuelva más fuerte, y eso es justamente lo que encontramos en estos experimentos".

Pese a los resultados, todavía no hay claridad sobre por qué se produce este fenómeno. "Cuando medimos el ritmo cardíaco y otras cosas que esperarías sean afectadas si el sistema nervioso simpático es el responsable de este aumento de fuerza, no encontramos cambios significativos", aseguró.

"Así que todavía queda descubrir por qué tiene estos efectos en la fuerza y la tolerancia al dolor. Todavía no entendemos por completo el poder de los improperios", concluyó.

Fuente: Emol / Keele University


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota