nota

Últimas noticias

Desaparecido

Sin rastros del chef argentino desaparecido por un cartel mexicano

En el 2008 viajó en busca de un futuro mejor en suelo mexicano. En el 2013 fue secuestrado y hasta el día de hoy no se sabe qué pasó con Federico Tobares.

Ampliar imagen Tobares

Por: Medios

En 2008, Federico Tobares tenía 32 años y acababa de casarse. Todo parecía encajar a la perfección. Hasta el nuevo trabajo que había conseguido su esposa en un hotel de México era ideal, una verdadera oportunidad para foguearse internacionalmente como chef. Pero para este joven nacido en Gualeguaychú (Entre Ríos), fanático hincha de River, todo se derrumbaría hasta niveles dramáticos.

Primero vino la separación de Carolina, que se volvió a Argentina. Finalmente, en junio del 2013, ocurrió lo peor: Federico fue secuestrado en Guadalajara y nunca más se tuvo noticias de él. La principal hipótesis de su familia, y también de las autoridades mexicanas y norteamericanas, apunta a Gerardo González Valencia, quien además de segundo en la línea de liderazgo del cartel de “Los Cuinis” era el jefe del argentino en dos emprendimientos gastronómicos de Puerto Vallarta.

Federico vio algo que lo puso en peligro. El trabajaba en dos locales pero también en fiestas súper exclusivas que se hacían en una isla, duraban días y no se podía ir con celular. El vio algo que lo asustó y comenzó a preguntar sobre eso a terceros”, cuenta a Clarín Ana Soledad Tobares (41), hermana mayor de Federico y uno de los pilares de una búsqueda que, a distancia, se vuelve cada vez más frustrante. “González Valencia lo llamó para decirle que le preguntara las cosas en la cara y después le tendió una trampa para callarlo”, agrega Ana.

Federico Tobares conoció a Gerardo González Valencia a través de una odontóloga argentina radicada en México quien, de hecho, fue la última que lo vio, la madrugada del 5 de junio de 2013. El marido de esta mujer había trabajado para el mexicano en “Hotelito Desconocido”, un exclusivo complejo -estilo santuario natural, ubicado a 95 kilómetros de Puerto Vallarta- que manejaba la mujer del capo, Wendy Dalaithy Amaral Arévalo.

Federico comenzó a trabajar allí y luego González Valencia lo llevó también al restorán de comida japonesa Nudoki. “El mexicano le dijo que él no sabía nada de gastronomía, que se ocupara él, le prometió que lo iba a hacer socio. Pero eso era sólo para tenerlo quieto y que no hablara”, sostiene Ana, quien no vive en la Argentina y aceptó la entrevista con Clarín.


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Federico Tobares Desparecido México Chef Narco Cartel
visitas social_count

Comentarios de la nota

IAB
ComScore