nota

Últimas noticias

Ciencia

Lo dice la ciencia: por qué todos los fines de semana deberían ser largos

Diferentes estudios resaltan cómo trabajar menos horas favorece el desarrollo laboral y la salud.

Ampliar imagen vacaciones

Por: Medios

Cada fin de semana largo, las rutas y aeropuertos colapsan. Todos los que pueden solventar unas "mini vacaciones" esperan con ansias que el calendario les de la posibilidad de alejarse de la rutina, del tedio y los jefes. Pero, ¿existen beneficios de tener estos días de descanso? La ciencia responde:

Genera bienestar en el trabajo

Aunque suene paradójico, tomar vacaciones cortas podría ser la clave para alcanzar la felicidad del lugar de trabajo, especialmente si se toman regularmente.

Un trabajo publicado en Stress and Health reveló que los empleados que podían tomarse descansos de cuatro a cinco días experimentaron mejoras del bienestar y la salud. Los investigadores encontraron que mientras más desconectado se está del trabajo durante esos días, mayor es el compromiso a su regreso. De hecho, aquellos que respondieron mails o permanecieron en contacto durante esos días, mostraron síntomas negativos de salud, como mayor cantidad de enfermedades durante el año.

Muchas horas de trabajo pueden ser peligrosas para su salud

Las personas que trabajan durante uno o varios fines de semana largo están perjudicando su salud. Un estudio, realizado por la Universidad College de Londres, publicado en la revista médica The Lancet encontró que las personas que trabajan más de 55 horas por semana o más tienen un 33% de riesgo mayor de padecer ictus y un 13% más de tener alguna enfermedad cardíaca, con respecto a los que trabajan a 40 horas a la semana.

Una semana escolar de cuatro días hace que los niños aprendan mejor

Una semana laboral más corta no es sólo beneficioso para los trabajadores, sino también para los niños. Así lo afirma un trabajo realizado por las universidades Georgia State y Montana State y publicado por Journal Education, Finance and Policy, de EEUU.

De acuerdo a la investigación, los niños de primaria que participaron en un programa de una semana escolar de cuatro días acortada puntuaron significativamente más alto en matemáticas que los que fueron a la escuela cinco días a la semana.

"Pensamos que los días más largos podrían dar a los maestros la oportunidad de utilizar diferentes tipos de procesos de instrucción, pero no equivocamos. Además, una semana escolar de cuatro días redujo el absentismo, ya que los estudiantes que tenían citas con médicos, por ejemplo, podían acomodarlo a su nueva agenda", explicó Mary Beth Walker, decano de la Escuela Andrew Young de Estudios Políticos de la Universidad Estatal de Georgia.

Fuente: Infobae


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota