nota

Últimas noticias

El escándalo del INCAA salpicó para todos lados: ¿cómo repercute en Mendoza?

Tras el despido del titular del Instituto muchas fueron las voces que se alzaron defendiendo el cine y la necesidad de un estado equitativo y federal. En la provincia, miembros de la comunidad audiovisual mostraron su preocupación.

Por: Natalia Mantineo

Un gran polémica se generó en el ambiente artístico, luego de que el Gobierno decidiera apartar a Alejandro Cacetta de la presidencia del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). En Mendoza, la comunidad audiovisual junto a diferentes áreas artísticas se reunieron y aseguraron que el presente en la provincia es de incertidumbre y estancamiento.

Una realidad que preocupa

“La asignación de Cacetta fue realizada por el propio Presidente quien entendió que era la persona ideal para ocupar ese cargo y tiene el mismo derecho para sacarlo de su puesto. Su desvinculación fue realizada en malos términos y la mayor preocupación que tenemos es que eso repercuta en la Ley del cine, el Fondo de Fomento Cinematográfico y, sobre todo, la producción nacional”, aseguró a El Sol Ciro Novelli, director cinematográfico.

“Cualquier cosa que tenga que ver con acusaciones de corrupción, revisiones e intervenciones del INCAA claramente demorará la producción del cine y la asignación de recursos que son autárticos e independientes”, agregó.

Ciro Novelli dirigiendo una de sus producciones fílmicas

Según el cineasta todo lo ocurrido en los últimos días termina repercutiendo sobre la credibilidad del cine argentino y el modo en que se asignan los recursos. “Ya pasó con la TV Digital, la producción de documentales, ficciones y la televisión regional desaparecieron. Nos preocupa que este manto de sospecha sobre el cine argentino pueda tener otros planes, otras finalidades, como es que sean ellos los que decidan qué se produce en la Argentina y qué no”, expresó.

“Desde 1957 el cine argentino tiene su propia Ley y, sin dudas, es envidia del mundo entero, ya que el cine tiene una Política de Estado desde entonces. Hasta el momento el Estado siempre ha respetado la política cinematográfica y queremos que siga siendo así”, expresó el cineasta Francisco Gabrielli que hace poco estrenó Bu y Bu.

¿Campaña de desprestigio?

Los hacedores, tanto locales como nacionales, quieren dejar en claro su defensa al cine y para ello aclaran: “El INCAA, no se financia con los impuestos de la gente sino con inversiones privadas e impuestos a multinacionales del sector audiovisual -cines y cadenas de cine, televisión, radios, cable operadores, entre otros. El cine se maneja con sus propios recursos”, aseveró Gabrielli.

 

El realizador habló de desprestigio a la industria y manifestó: “La sociedad tiene que ver la importancia del cine nacional. Los pueblos necesitan verse para saber quiénes son. Acá no hay posibilidad de tener un país igualitario sin un pueblo que se identifique con él”.

La producción local, deteriorada

En los últimos años, la producción cinematográfica del país se ha visto perjudicada. Así lo han referido los cineastas: “Antes de la Ley de cine en el 95 se producían más de 20 películas al año, hoy se producen 150; en Mendoza somos 7 realizadores que trabajamos y vivimos de este oficio y que con esto hemos visto reducido el trabajo. Hoy si no hay asignación de recursos del Estado nacional no hay cine, esa es la realidad”, expresó Novelli.

Algunos de los miembros de la comunidad audiovisual que se reunió en la Nave Universitaria

“Desde el 2004 la industria se federalizó. Desde entonces muchos realizadores lograron vivir de sus trabajos, de relatar con la imagen. Un claro ejemplo del auge local lo marcó Gaspar Gómez con Road July, el filme logró imponerse en la escena comerical de un modo increíble. Luego le siguió Marcos Rojos con Algunos días sin música y Bu y Bu, entre otros filmes”, manifestó Gabrielli y agregó: "Hoy no sé si los realizadores podrán vivir de su oficio, no está claro qué es lo que pasará. Hoy reina la incertidumbre".

 

“Hay varios realizadores que tienen estancados sus trabajos y hay preocupación por ello. Hoy hay cinco o siete películas en preproducción y no se sabe qué pasará con esos trabajos. La designación de nuevos funcionarios retrasará las películas ya que la aprobación de los proyectos no depende de una sola persona sino de varias y eso lleva tiempo. Es muy transparente la operación pero también muy largos los procesos”, dijo la realizadora Cecilia Agüero.


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: escándalo en el INCAA coletazos en Mendoza preocupación incertidumbre
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore