nota

Últimas noticias

Dinamarca

Un cigarrillo, una copa de vino y un atardecer, sus últimos deseos

La foto de un enfermo terminal se ha hecho viral. Fue tomada en el hospital de la Universidad Aarhus, en Dinamarca, y el protagonista es Carsten Flemming Hansen, de 75 años. Su historia.

Ampliar imagen enfermo terminal

Por: Medios

Era su último deseo y las enfermeras del hospital donde estaba internado quisieron hacerlo realidad, aunque ello significara violar las normas del recinto. Además, contaban con la aprobación de su familia, así que no había nada más que hablar.

De esta manera, las enfermeras llevaron la cama de Carsten Flemming Hansen hasta un balcón del hospital de la Universidad Aarhus, en Dinamarca, y le pasaron un cigarrillo y una copa de vino para que disfrutara del atardecer.

El paciente de 75 años padecía una hemorragia interna producto de una arteria rota y los médicos le indicaron que estaba demasiado enfermo para someterlo a una cirugía, por lo que no quedaba más que esperar lo peor.

"El último deseo de mi padre era que le permitieran disfrutar su vino y algunos cigarrillos (...). Estaba molesto porque no lo dejaban fumar dentro del hospital. Él realmente quería un último cigarrillo", relató su hija Mette Gold Bech Demuch, al medio local BT.

Por su parte, Rikke Kvist, una de las enfermeras que llevó al paciente hasta el balcón, señaló que todo ocurrió en un ambiente acogedor y relajado. "Por supuesto los parientes estaban afectados por el hecho de que iba a morir y estaban tristes. Pero fue acogedor e incluso hubo un poco de humor", describió Kvist.

 

El momento fue inmortalizado en una fotografía que el hospital publicó en su página de Facebook y que pronto se hizo viral. Junto a la imagen, se lee: "Una muerte digna en el hospital Hoy Carsten Flemming se durmió tranquilamente en el hospital. Unos días antes había sido hospitalizado por una arteria rota en su estómago y como estaba demasiado enfermo para ser sometido a una cirugía, era un asunto de pocas horas o días para que muriera de una hemorragia interna. Su mayor deseo era un cigarrillo y un vaso de vino blanco. No está permitido fumar en el hospital, pero las enfermeras y la familia estuvieron de acuerdo en que su deseo era más importante que su tratamiento. Por eso, Carsten Flemming fue llevado a un balcón donde junto a su familia disfrutó de un cigarrillo, una copa de vino fresco y una hermosa puesta de sol".

Fuente: Emol.com


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: enfermo terminal cigarrillo vino
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore