nota

Últimas noticias

Investigación

Esta es la monja que buscada por los abusos en el Próvolo

Se trata de la religiosa Kosaka Kumiko, quien no sólo ocultó las violaciones, sino que participaba de los aberrantes hechos a través de la misoginia.

 

Ampliar imagen Kosaka Kumico - Sello

Por: Melisa Stopansky

La Justicia pidió la captura internacional de la religiosa Kosaka Kumiko, de origen japonés, quien hace unos tres años habría dejado el instituto Próvolo de Luján de Cuyo, dejando detrás suyo, una oscura trama de encubrimiento y participación de las violaciones perpetradas en el colegio para niños sordos.

La fiscalía que investiga las violaciones y la corrupción de menores, solicitó dar con su paradero a raíz de los últimos testimonios de las víctimas, quienes señalaron a la religiosa como partícipe primaria de los hechos, quien además observaba cuando se producían los ataques sexuales.

Aparentemente la mujer estaría en Uruguay, pero su paradero en desconocido, por lo que se emitió la orden de captura internacional.

El fiscal Gustavo Stroppiana señaló en diálogo con El Sol, que se sospecha que tapó los abusos durante años, e incluso una testigo que denunció haber sido ultrajada por uno de los sacerdotes a los 5 años, la monja le habría colocado un pañal para disimular el sangrado que se le había producido por los múltiples desgarros.

La religiosa tenía una fuerte vinculación con el director del Próvolo de ese momento, Nicola Corradi y Corbacho, los dos curas que están detenidos por los abusos y la corrupción de menores.

Era quien se encargaba de cuidar a las niñas en el Albergue, donde se alojaban las estudiantes que vivían lejos y por eso se quedaban de pupilas.

Las mamás de muchas de las víctimas la recuerdan como una persona "rara y retraída".


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota