nota

Últimas noticias

Acerca del Kundalini Yoga y las diferencias con otros yogas

Cuando existen personas que explican las cosas tanto mejor que uno, lo más verdadero es respetarlo.

Ampliar imagen kundalini

Por: ElSol.com.ar

Les comparto palabras de Isabel Solana, una mujer sabia.

Hace tiempo que quiero escribir acerca del Kundalini Yoga. Me dedico a dar clases prácticamente a diario. Sin embargo, cuando quiero buscar las palabras no me es tan sencillo, ya que me gustan las explicaciones cercanas, con expresiones cotidianas, francas y humildes.

Pensando en todo esto no pude sino recordar a mi primera Maestra, Isabel Solana, siempre tan clara y certera. Leyendo varias cosas de ella, me encontré (una vez más) con esta genial entrevista que dio hace poco más de tres años. Yo no podría decirlo mejor que ella, así es que sentí que lo realmente honesto, era compartirles este fragmento del diálogo con el periodista:

¿Qué tiene el Kundalini yoga que la mayoría de la gente lo ama con pasión o lo rechaza?

Es que es así. En la escuela tenemos Hatha y Kundalini. Cuando viene alguien a la escuela y me pregunta qué diferencia hay entre ambos, digo que el Kundalini o gusta mucho o no gusta nada, tiene una manera muy particular de entrar y proponer; es un poco intrusivo, el profesor es como una estrella de rock que en la clase te toma la energía y te lleva, y te poner el mantra, y te sube, y te sacude…. Esto uno puede perfectamente no quererlo, y no me parece nada extraño.

Mi impresión es que a los que nos atrae el Kundalini solemos ser piratas, venimos de vidas difíciles, no sabemos meditar, nuestra mente está hecha un lío, tenemos adicciones. Entonces, si nos ponen a hacer Hatha, todos quietitos, nos cuesta mucho. En cambio, una clase de Kundalini es muévete, sube, baja, salta, calla, canta… no te da tiempo a aburrirte. Esa es la ciencia del Kundalini. Y mientras estás entre asana y asana, hay un breve momento de silencio y tú, que no sabes qué es la meditación y tu mente es un caos, meditas. Y eso empieza a generar en cada uno distintos movimientos…

También se puede dirigir una clase de Kundalini Yoga de manera sobria, más parecida a una de Hatha. Hay profesores que prefieren hacerlo así, y hay momentos en que intuyes que esa es la mejor vibración para el grupo, pero la forma que nos transmitió Yogui Bhajan es con un rol fuerte.

¿Y cómo se siente una profesora de Kundalini en clase?

El rol de un profesor de Kundalini yoga es muy particular; nos enseñan a ser profesores en el día y en la noche, es como un camino de vida. Y cuando estamos en la tarima, se nos enseña que no somos nada, que estamos canalizando una energía, y que nuestra aura está detonando y acompañando al aura del grupo, y tú como profesor aprendes a proyectar tu aura en ese grupo. En una clase de Kundalini yoga pasa como en un concierto: cuanta más gente, mejor; entre todos lo hacemos. El profesor se hace cargo de modular, pero él solo no haría nada si no tuviera a 300 o a 30 personas abiertas y entregadas, moviendo su energía para estar muy presentes. Te puede no gustar, pero si te gusta dices: ¡guau!

Y también hay gente que prefiere una clase de Kundalini a la semana y dos de Hatha. Yo recomiendo combinar estos dos yogas, que son muy complementarios. Hatha es el silencio, la paciencia, la sobriedad, la individualidad, y el Kundalini es el aura del grupo, la fuerza, la energía.

Más allá de todo, si algo te llama o te vibra, lo más importante es probar. La práctica del yoga no es algo que uno elige con la cabeza, el pensamiento o desde una idea. Sólo una experiencia real de todo tu ser, va a poder decirte cuál es el mejor tipo de yoga para vos.

Karen Belinsky

Directora de La Salita . YOGA & Love


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota