nota

Últimas noticias

Servicio

Usuarios se quejaron del servicio de venta de abonos y les regalaron el libro de quejas

Un grupo de pasajeros denunció que este martes unas 80 personas se quedaron sin cargar el abono en la Terminal. En algunos casos estuvieron esperando una hora, pero a las 16.10 se cerraron las bocas de expendio.

Por: ElSol.com.ar

Un grupo de usuarios del transporte público que usualmente carga el abono en las bocas de expendio de la Terminal, denunciaron que este martes esperaron por más de una hora para ser atendidos, pero llegó el cierre y el personal bajó las ventanillas sin contemplar que había personas discapacitadas y otros pasajeros que habían estado haciendo la cola con antelación. Frente a los reclamos de los consumidores para ser atendidos, un empleado le dio el libro de quejas a un usuario pero no se lo volvió a solicitar para que quedara asentada la demanda.

Entre la indignación y el asombro, Marcelo Celán, uno de los damnificados, explicó que si bien intentó dejar constancia de lo ocurrido en el 0800 de Red Bus, nadie atendió el reclamo.

Otra de las personas que estuvo más de una hora en la cola fue María Eugenia Ponce, quien relató que ya es la tercera vez que espera a ser atendida y debe retirarse del lugar sin haber podido recargar su abono.

Este servicio genera tanta demanda de los usuarios porque sólo en los controles del grupo en el que viajan o en la Terminal pueden adquirirlo con un descuento por ser estudiantes, jubilados, docentes y personal.

Las ventanillas se cerraron y muchas personas se quedaron sin cargar el abono.

Igual suerte fue la de Cristina Artuso, que tampoco fue atendida pese a ser discapacitada: "Por suerte tenía carga y puedo volver a mi casa, pero estuve esperando 20 minutos y nos cerraron las ventanillas".

"De las seis bocas de expendio sólo tres estaban en funcionamiento", agregó otro de los pasajeros pra dar cuenta del mal servicio.

El libro de quejas de regalo

Marcelo llegó a la redacción de El Sol con el libro de quejas en la mano. "El empleado me lo dio y me dijo que si servía para que le pagaran las horas extras, mejor", comentó estupefacto.

Marcelo Celán, Eugenia Ponce y Cristina Artuso, parte de los pasajeros que no pudieron cargar el abono con el "libro de quejas".

Carlos Matilla, director de Transporte, fue consultado por la situación de la venta de abonos en la Terminal y aseguró que no recibieron ningún reporte de auditoría.

De todas maneras, adelantó que este miércoles enviarán a un inspector para verificar la situación y aclaró que la comercialización de los pases está a cargo de la empresa Siemens, que recauda para el Estado Red Bus.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore