nota

Últimas noticias

Godoy Cruz

"No me gustan los juegos que hace", dijo el nene que habría sido abusado por un vecino

El niño de 4 años le contó a su madre lo que había sucedido mientras el chico de 13 lo estaba cuidando. La mujer pidió una prohibición de acercamiento.

Ampliar imagen abuso
Los familiares del niño protestando frente a la casa del sospechoso.
Ampliar imagen casa

Por: Gabriela Guilló

Un nene de 4 años le dijo a su mamá que no quería ir más a la casa de su vecino de 13 porque no le gustaba el tipo de juegos que hacían. Esto fue suficiente para la mujer sospechara que algo no estaba bien y así descubrió que el pequeño había sido abusado por el adolescente. Tras denunciar el hecho, pide que la Justicia ordene una prohibición de acercamiento a la familia del sospechoso.

Las dos familias se conocen desde hace tres años. Los hijos de ambas solían juntarse para jugar. El 28 de diciembre no escapó a la rutina y los dos hijos menores del matrimonio de la calle Urquiza - de 4 y 5 años- fueron a la casa de sus vecinos de la calle Salavina, en el barrio Brasil de Godoy Cruz. En la vivienda se encontraba el pequeño de 3 años y su hermano mayor de 13, que solía cuidarlos.

“A mí no me gustaba que no estuviera la mamá porque me parecía que un chico de 13 no se podía hacer cargo de tres niños”, dijo la mamá de víctima.

Ese día, los chicos volvieron después de unas horas a su casa y se quedaron mirando televisión. Dos días pasaron, y el viernes a la siesta, el chico de 13 volvió a invitar a sus vecinos a la vivienda. Fue entonces que el pequeño de 4 le dijo a su madre que no quería ir.

“No me gusta los juegos que hace”, le dijo el niño a su madre. Cuando la mujer le preguntó a que se refería, descubrió que su hijo había sido abusado.

Los vecinos pintaron la casa del presunto abusador.

“Me desesperé. Le mandé mensajes a la madre del chico y me dijo que estaba loca. Le avisé a mi marido y corrimos hasta el hospital para que lo revisaran”, contó la mujer a El Sol.

En el hospital si bien corroboraron que no existió acceso carnal, el niño fue sometido a pericias psicológicas y permaneció en el centro asistencial hasta el lunes cuando fue dado de alta.

Los médicos entrevistaron a la hermanita y si bien dijo que a ella el adolescente solo le hizo “cosquillas”, vio cuando llevaba a su hermano a la habitación.

“Creo que esto pasó una sola vez, porque sino me lo hubiera contado”, dijo la mujer, quien aún tiene dudas sobre su hija: “No me ha dicho nada, está muy callada y solamente me dijo que vio lo que pasó con su hermano”.

Luego de llevar al niño al hospital, sus padres realizaron la denuncia en la comisaría 27 de Godoy Cruz, pero por tratarse de un menor, el caso quedó en manos de la Justicia de Menores.

“Su familia niega todo y también me da miedo por el hermanito de este chico, con quien está todo el día”, contó.

Asimismo la mujer solicitó que la familia se mude y para esto pidió una prohibición de acercamiento a la Justicia. Debido a que la medida nunca fue establecida, los vecinos del barrio de Villa Hipódromo concurrieron en la noche del barrio a la vivienda de la familia del adolescente y realizaron algunas pintadas.

“No quería que fuera nada violento, pero tampoco puedo soportar que el chico y sus padres pasen por la puerta de mi casa como si nada hubiera pasado”, agregó.


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota