nota

Últimas noticias

Día Mundial

Crecen los casos de adolescentes con VIH-Sida en la Argentina

En el país hay 126 mil personas infectadas. La franja etaria de 15 a 24 años es la más afectada en la última década.

Ampliar imagen sida

Por: Medios

Hace 35 años, en 1981, el Centro de Control de Infecciones de Estados Unidos generó un alerta en la que se reportaron muertes por infecciones sólo conocidas hasta ese momento en personas con gran alteración de su inmunidad. En 1982, se le adjudicó el nombre de Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA) y, entre 1983 y 1984, se logró aislar al virus responsable. 

Los números son elocuentes: en 2014 hubo 200 mil adolescentes de entre 15 y 19 años se infectaron con VIH en el mundo. Equivale a 26 casos por hora, que se sumaron a los cerca de 2 millones de personas de entre 10 y 19 años que viven con esa enfermedad.

Es la primera causa de muerte en África en esa franja etaria, pero no abarca únicamente a países subdesarrollados: en Estados Unidos, los casos en jóvenes de 13 y 24 años representaron más de 1 de cada 5 de los diagnósticos nuevos. Y a fines de 2012, el 44% de las personas de 18 a 24 años con VIH no lo sabían.

En ese sentido, Latinoamérica es una de las regiones del mundo con mayor número de infectados. En la Argentina hay 126 mil personas que viven con VIH, según el Boletín de Sida y enfermedades de transmisión sexual (ETS) del Ministerio de Salud de la Nación, publicado en diciembre de 2015. De ese total, el 30% desconoce su diagnóstico.

La principal vía de contagio, sin importar el género, es la sexual. Cuando se comparan los casos en los períodos 2004-2005 y 2013-2014, el dato destacado es el aumento de personas con el virus en la franja etaria de 15 a 24 años, observándose en los de entre 15 y 19 que el crecimiento es mayor en las mujeres, la única franja de todo el espectro en la que superan a los hombres.

Desde el descubrimiento del virus, han sido muchos los avances que se han alcanzado para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Entre ellos se pueden nombrar: 

Desarrollo de técnicas diagnósticas cada vez más sensibles y precisas, permitiendo diagnósticos muy precoces, lo cual disminuye los riesgos de transmisión inherentes a trasplantes y transfusiones. 
Conocimiento de la forma de transmisión del virus y, a partir de ello, la implementación de métodos de prevención más o menos efectivos, pero que entre todos disminuyen la posibilidad de contagio.

Desarrollo de drogas que permiten encarar un tratamiento que, aunque no cura, transforma la enfermedad en una enfermedad crónica; es decir, aunque no se puede suspender el tratamiento sin que se reactive, permite al individuo vivir como cualquier persona no infectada, siempre y cuando no olvide las pastillas. 

Implementación de estrategias para que una madre infectada no transmita la enfermedad a su bebé. De hecho, ya hay varias mujeres que habiendo nacido infectadas han tenido hijos sanos.  
Implementación de estrategias para que una mujer no infectada pueda tener hijos sanos sin contagiarse de su pareja HIV +.

 


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Sida
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore