nota
Varios
  • Hora07:29 Hs.
  • 30/08/2010
DIVERSIFICACIÓN DEL FRUTO DE LA VID

Destacan el potencial de la pasa de uva argentina para la exportación

El país es el séptimo proveedor a nivel global. El 95 por ciento se produce en San Juan y le siguen Mendoza y Catamarca. Hay tres mil hectáreas cultivadas para la producción y quieren duplicarlas.


        Argentina posee un gran potencial para crecer en el mercado mundial de la pasa de uva, gracias al incremento de la demanda y a la calidad de la producción local, según un trabajo elaborado por el Fondo Vitivinícola Mendoza. “El sector demuestra que tiene potencial para crecer; el desafío es mejorar el posicionamiento del país, y las claves, la calidad consistente, penetración en los mercados del Norte y difusión de la marca Argentina”, sostiene la entidad cuyana. Por estos días, se informó, se están cerrando negocios en Estados Unidos, donde venden su producción a contraestación. El jefe de la Agencia de Extensión Rural Caucete del INTA San Juan, Franco Pugliese, explicó que esta tendencia se debe a que, “después del 2000, debido a la devaluación, mejoró la competitividad del producto, lo que permitió mejorar la calidad a partir de la incorporación de nuevas tecnologías”.

       Para Laura Marún, del área de marketing de la Cámara de Comercio Exterior de San Juan, el crecimiento del mercado “tiene que ver con el aumento del consumo del producto en el exterior”. Argentina es el séptimo productor de pasas a nivel mundial (el ranking es liderado por Turquía) y el octavo exportador, con 1,5 por ciento del volumen global. “En la actualidad se cultivan alrededor de 3.000 hectáreas y se podría implantar una superficie igual, a un ritmo de 700 hectáreas extraanuales”, afirman los especialista del INTA. “Las perspectivas son buenas, ya que el consumo de pasas sigue creciendo, como el de casi todos los productos secos”, agrega Pugliese.
 
     Marún afirma, a su vez, que la actividad continuará siendo atractiva para el sector, “en la medida en que no se pierdan los mercados conseguidos”. “En términos reales, el crecimiento dependerá mucho del comportamiento de la demanda externa, que es la que tracciona el mercado”, explica. El 95 por ciento de las pasas que produce Argentina se genera en San Juan, donde las condiciones climáticas son excelentes para la obtención de un producto de alta calidad, especialmente por la cantidad de días de sol que tiene la provincia. El 5 por ciento restante se distribuye entre Mendoza, Catamarca, La Rioja y Salta, se lee en el trabajo del Fondo Vitivinícola Mendoza.

     “San Juan elabora alrededor de 30 millones de kilos de pasas anuales bajo tres formas: sin semilla, con semilla y en racimo, lo que implica secar 100 millones de kilos de uva en fresco”, detalla Pugliese. La pasa de uva es un producto obtenido tras la pérdida parcial de agua de la uva madura, logrado a través de un proceso que consiste en secar las uvas frescas al sol o en túneles de secado. Una vez secas, se procede a separar los granos de uva del esqueleto del racimo; luego se calibran los granos, se lavan, seleccionan y envasan, y una vez secas, se les puede aplicar un aceite vegetal o vaselina.

Visitas

Comentarios

IAB
ComScore