nota

Últimas noticias

Guaymallén

Videos: suspendieron las clases de una escuela por un tiroteo en Guaymallén

Un grupo de vecinos de Rodeo de la Cruz usurpó un lote y hubo enfrentamientos con la Policía. 

Ampliar imagen Desalojo
Ampliar imagen Desalojo
Durante la mañana se llevó a cabo la medida judicial.
Ampliar imagen Terrenos usurpados

Por: Pablo Montivero

Los enfrentamientos durante un desalojo llevado a cabo la mañana de este jueves en Guaymallén provocaron que la escuela Pascual Lauriente suspendiera sus actividades. Vecinos usurparon terrenos en una vieja finca aledaña y terminaron a los tiros con los efectivos que llegaron al lugar. Varios niños que asisten a ese establecimiento estuvieron presentes durante los incidentes.

El domingo un grupo de vecinos autoconvocados decidió comenzar a tomar terrenos que esta inutilizados desde hace años en las calles Bonfanti y Humauaca de Rodeo de la Cruz. Ese mismo día, el dueño del lote realizó la denuncia y representantes de la Oficina Fiscal 19º fueron a ese lugar y llegaron a un acuerdo, por lo que los vecinos se retiraron de manera pacífica.

El establecimiento escolar está a metros del lugar.

Horas después, en la madrugada del domingo, grupos de personas provenientes de asentamientos de ese departamento llegaron al lugar para usurpar nuevamente. Por lo que los vecinos que habían llegado a un acuerdo, volvieron a atrincherarse en el lugar “para que no les quitaran su lote”, explicó uno de ellos a El Sol.

Inclusó, contaron que entre ellos habían jóvenes que cobraban 2.000 pesos por ceder "su terreno", ya que ellos "lo habían cuidado".

Desde ese momento, la toma se dividió en dos facciones, una con los vecinos de alrededores que habían llegado a un acuerdo con representantes del Estado, y otra con los que llegaron desde las villas que están en la zona.

Como los autoconvocados continuaban en el lugar, se envió a un grupo de Infantería para realizar el desalojo. Cuando los efectivos llegaron a la zona, quienes habían tomado los terrenos desde un principio comenzaron a retirarse sin oponerse a la medida judicial. Sin embargo, el otro grupo de personas los enfrentó. “Hubo, tiroteos, corridas y detenidos”, aseguró una vecina a este diario.

“Fue terrible, había mujeres y niños que solo buscamos tener nuestra casa propia, hacemos esto en forma de protesta porque el Estado no nos da soluciones. Pero las otras personas no respetaron, estaban armados y pasó de todo. En la escuela decidieron suspender las clases porque los chicos quedaron mal después de lo que pasó”, continuó la mujer.

La Escuela Pascual Lauriente está a pocas cuadras del lugar de los incidentes y muchos de los niños que asisten a ese establecimiento pertenecen a las familias que usurparon el terreno. Ese grupo de vecinos asegura que ellos sólo desean que ese terreno se les ceda a quienes alquilan en los alrededores para que puedan tener su propia casa a un precio accesible: “No queremos que nos regalen, queremos tener un terreno a un precio accesible para poder construir una casa digna”, aseguraron.

En tanto, contaron que ese descampado se presta para la inseguridad y sirve como refugio de delincuentes durante la noche. “Parece que están esperando que maten o violen a alguna de nosotras para que hagan algo en ese terreno”, finalizó.

 


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore