nota

Últimas noticias

A 25 años de su muerte

Así fueron las últimas horas de Freddie Mercury

El 24 de noviembre de 1991 falleció el líder de Queen. Un día antes, le había contado al mundo que tenía Sida.

Ampliar imagen Freddie Mercury

Por: Medios

El 23 de noviembre de 1991, Freddie Mercury realizaba esta declaración pública, reconociendo que tenía Sida y asegurando que, como había hecho casi siempre durante su carrera, continuaría con su política de "no dar entrevistas". Al día siguiente, murió.

"He procurado mantener oculta esta situación para proteger mi vida privada y la de quienes me rodean, pero ha llegado el momento de que mis amigos y fans de todo el mundo conozcan la verdad, y espero que todos se unan a mí, a mis médicos y a todos cuantos luchan por combatir esta terrible enfermedad, para luchar contra ella", decía el líder de Queen.

La prensa británica llevaba varios meses lanzando rumores sobre su deteriorado aspecto físico y la muerte de varios de sus amigos a causa, también, del Sida. Las sospechas no hicieron más que crecer tras la publicación de varias fotografías y sus escasas apariciones públicas, por lo que el 22 de noviembre, dos días antes de su muerte, Mercury, de 45 años, llamaba al manager de Queen, Jim Beach, para discutir un asunto concerniente a él que quería hacer público. 

El histriónico y carismático cantante se encontraba ya extremadamente delgado, prácticamente ciego, sedado y sin apenas poder hablar. Una "penitencia" que tan sólo compartió con unos pocos amigos, como Montserrat Caballé.

"Mira Montse, cada uno en la vida tiene su camino y lleva su equipaje. Y dentro de este están todas las cosas que debemos cargar. Yo llevo mi equipaje igual que tú llevas el tuyo. Sería inútil tirarlo, porque… tengo que llevarlo", le dijo en una ocasión a la soprano española, que vio en aquella confesión, según comentó tras su muerte al programa de TVE "Informe Semanal".

La muerte de sus amantes

Freddie sabía que era seropositivo desde 1987. Al parecer, había quedado impactado por la muerte de dos de sus amantes a causa del Sida y, consciente de los riesgos de su ajetreada vida sexual, decidió hacerse los primeros análisis. Sus temores se hicieron realidad.

La terrible noticia le cambió su estilo de vida. Se encerró en su casa de Londres y la convirtió en una clínica, en la que continuaba componiendo. Sus últimas canciones, de hecho, reflejan un estado de ánimo depresivo. 

El avance de la enfermedad provocó que apareciera poco en los videoclips, y, cuando lo hacía, como en "Show must go on", se cuidaba mucho la iluminación y el maquillaje para no mostrar las huellas del Sida.

Según contaría su pareja de entonces, Jim Hutton, los dolores que sufría Mercury en los últimos días de su vida eran enormes. En la madrugada del domingo 24 de noviembre, tras una noche muy convulsa en la que el cantante ya no se mantenía en pie, llamaron al médico, que decidió ponerle una inyección de morfina, asegurando que no aguantaría ni dos días.

Las últimas visitas

Por la mañana, cuando ya se encontraba inconsciente, pasaron a verlo Elton John y Dave Clark, dos de sus grandes amigos, pero ya no respondía a ningún estímulo. Pocas horas después, moría en compañía de su novio.

Freddie había previsto su final y dejado listos todos los detalles para después. Regaló vehículos y casas a muchos de sus amigos, grabó una serie de videos sobre su enfermedad para que se emitieran tras su muerte y donó gran parte de su fortuna a la lucha contra el Sida.

Por último, quiso que en su funeral se escucharan algunas grabaciones. Entre ellas, el tema "Barcelona" que grabó junto a Montserrat Caballé.

Fuente: ABC / YouTube 


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Freddie mercury Muerte Agonía Salud Horas Finales #FreddieMercury
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore