nota

Últimas noticias

Gran Mendoza

Alerta por la cantidad de uniformes policiales en poder de la delincuencia

En cinco días, se realizaron cuatro secuestros de un arma y de prendas uniformados, como pantalones, camisas y chalecos antibalas, en diversas viviendas de acusados de delitos. Investigadores señalaron que están preocupados por los casos y explicaron que intentarán determinar cómo llegaron a manos del hampa.

Ampliar imagen ropa policial
Las prendas encontradas en un aguantadero de Godoy Cruz.
Ampliar imagen prendas policial 1
Pantalones y un chaleco secuestrados en Luján, tras un crimen.
Ampliar imagen prendas policial 2
Detenidos en un aguantadero de Godoy Cruz donde había ropa policial.
Ampliar imagen prendas policial 3
Una pistola policial secuestrada en Capital. Un sujeto que se hizo pasar por efectivo la portaba. También tenía $10 mil.

Por: Exequiel Ferreyra

Los investigadores judiciales –y algunos policiales– están en alerta: en cinco días se secuestraron un arma y uniformes policiales en cuatro diferentes procedimientos en el Gran Mendoza. Lo llamativo, contaron fuentes del Ministerio Público, es que los elementos que pertenecen a efectivos fueron hallados de casualidad en allanamientos u otro tipo de medidas, es decir, los pesquisas que los encontraron no tenían el dato de que sospechosos los ocultaban, sino que se toparon con estos luego de alguna detención

Los casos, ocurridos en las comunas en Las Heras, Ciudad, Luján y Godoy Cruz entre el domingo 13 y el viernes 18, están siendo seguidos de cerca en la Justicia y también por el área de Investigaciones. El objetivo es claro: saber cómo llegaron al hampa local y para qué eran utilizados. Algunos casos tienen detenidos que han preferido callar y no han explicado el origen, principalmente, de los uniformes. 

Los detectives consultados por El Sol señalaron que los uniformes hallados estaban en poder de acusados de homicidios, de amenazas, vendedores de drogas y hasta falsos policías. “Está la sospecha de que, en el caso del arma, haya sido alquilada. Si bien el policía que la tenía asignada denunció que se la robaron en un colectivo, el caso es llamativo por lo que dijo el sujeto que la tenía en su poder”, contó una fuente de Investigaciones. La que agregó: “Con respecto a los uniformes, también pueden ser alquilados, vendidos por los mismos policías o robados; se está tratando de determinar su origen”, detalló. 

Uno por uno

Lo cierto es que la atención se profundizó cuando se conoció el primero de los casos, el sábado 12 por la tarde en Luján. Ese día fue asesinado Cristian Emanuel Reyes durante un asalto. Este joven de 29 años oriundo de Tunuyán fue baleado por un grupo de malvivientes cuando la camioneta Ford que conducía sufrió un desperfecto mecánico sobre la ruta 40, en Agrelo.

Reyes viajaba con dos amigos y se resistió el asalto. Pasadas las 18.30, los ladrones lo abordaron y le robaron algunas pertenencias, como una billetera y dinero en efectivo. Un proyectil de arma de fuego lo mató. 

Pantalones y un chaleco secuestrados en Luján, tras un crimen.

Horas después se hizo un allanamiento en una vivienda del asentamiento conocido como Jardín Agrelo. Allí detuvieron a uno de los sospechosos, Jesús Vega. 

Mientras se desarrollaba el procedimiento, los detectives encontraron un arma de fuego, marihuana y lo más llamativo, un chaleco antibalas y dos pantalones de la Policía de Mendoza. Vega, de 23 años, es señalado como integrante de una organización criminal dedicada a perpetrar asaltos, entre otras delitos. 
Creen que pudo haber utilizado esos elementos policiales para usarlos en los hechos delictivos.

Dos en un día 

Veinticuatro horas después hubo dos hechos que terminaron con la incautación de un arma y prendas de efectivos policiales en Godoy Cruz y Ciudad. 

En orden cronológico, el primero fue en un aguantadero de Olaya Pescara de Tomba 412, cuando el 911 recibió un llamado a las 11 sobre un tiroteo en la zona. Efectivos de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) y de la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR) se desplazaron a la zona e ingresaron a un casa usurpada por un grupo de jóvenes.

Detenidos en un aguantadero de Godoy Cruz donde había ropa policial.

Uno de ellos, identificado como Daniel Quiroga (19), fue reducido con tenía un revólver 22 con proyectiles. En total, nueve jóvenes se encontraban en el lugar, entre varones y mujeres. Sólo Quiroga fue acusado por la tenencia del arma. 

El resto recuperó la libertad a pesar de que hallaron en el inmueble 30 envoltorios de cocaína y un uniforme policial completo, compuesto por chaquetilla, camisa celeste, corbata y pantalón. 

Esa misma jornada de domingo, pero a las 20.30, un hombre que se hizo pasar por policía de la Dirección de Inteligencia Criminal (DIC) fue arrestado con su hijo por movilizarse en una patrulla trucha y un arma calibre 9 milímetros de un policía del Registro Provincial de Empresas de Vigilancia Privada (Repriv). 

Una pistola policial secuestrada en Capital. Un sujeto que se hizo pasar por efectivo la portaba. También tenía $10 mil.

El sujeto se movilizaba en un Gol negro con sirena y policías decidieron seguirlo. Le frenaron el paso en calle San Martín tras una breve persecución y le encontraron una pistola policial. El sujeto, que iba con su hijo, dijo que era de la DIC pero no tenía credencial que lo acreditara.

A su vez, contó que el arma se la había dado un policía. Creen que esa pistola era alquilada y que se trataba de dealers de droga, debido a que tenían más de 10 mil pesos en su poder.

Tenía de todo

Por último, el viernes 18, la Unidad Investigativa de Las Heras allanó una casa del barrio Belgrano de un hombre de 47 años acusado de amenazas y secuestró un arma tipo tumbera, cartuchos de diversos calibres y varias prendas policiales, como un bastón, tres bombachas, tres camisas, dos gorras y dos escudos, uno de motorizada. 

 


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore