nota

Últimas noticias

Sus días en prisión

Zalazar pasa sus días tranquilo y trabajando en la reparación de un pabellón

El profesor de artes marciales imputado por el triple femicidio está alojado en el pabellón Nº5, el mismo que colpasó hace pocos días, junto con los acusados por violencia de género y abuso sexual. 

Ampliar imagen zalazar

Por: Exequiel Ferreyra

Daniel Zalazar pasa sus días de encierro tranquillo en el pabellón Nº5 de la cárcel de Boulogne Sur Mer. Habla lo justo y necesario con el resto de los internos que habitan allí y recibe una única visita: la de su hermana mayor. Con ella vivía en un departamento de calle Infanta de San Martín de Ciudad hasta que perpetró la masacre del barrio Trapiche.

Se trata de un hombre que no estaba acostumbrado al ámbito carcelario, al igual que el resto de los sujetos detenidos en ese sector y por esto reina la tranquilidad. Fuentes penitenciarias sostienen que se adaptó y que no busca problemas con nadie. "Quizás si iba a otra área de la cárcel, terminaba mal", contraron desde la penitencaría. 

Zalazar y Arias .

El taekwondista de 30 años oriundo de Santa Cruz está imputado por el triple femicidio del barrio Trapiche, ocurrido hace hoy un mes. También por intentar matar a dos tres niños, entre ellos, su bebé de diez meses. Fue detenido el mismo día del hecho, un domingo por la mañana.  

Asesinó a trompadas, con un chillo y una botella a la madre de hija, Claudia Lorena Arias (30), a la tía de esta, Marta Susana Ortiz (45), y a la abuela, Silda Vicenda Díaz (90). 

Tras ser capturado, Zalazar permaneció algunas horas privado de la libertad en la Comisaría 27ª de Godoy Cruz. En esa celda alcanzó a decir algunas palabras. 

Se desligó del hecho y dijo que “ya se iba a aclarar”. Por aquellos días aseguraba que había sido víctima de un robo y que las lesiones que presentaba eran producto de haberse defendido. Nadie le creyó. Más porque luego confesó que las había matado. 

El profesor de artes marciales comparte el sector con 230 internos. Este lugar fue noticia el fin de semana, cuando trascendió que había colapsado y los internos tenían que dormir en los pasillos del establecimiento carcelario más antiguo de la provincia. 

El titular del Servicio Penitenciario, Eduardo Orellana, planteó el pasado fin de semana una solución para terminar con el hacinamiento en el pabellón: que los internos de ese lugar que tenían que dormir en los pasillos, los acusados por delitos de violencia de género y abuso sexual, realicen trabajos para reparar el pabellón Nº9 con el objetivo de que puedan ser derivados allí. 

Entre ellos se encuentra el detenido por matar a las tres mujeres.

El fiscal del caso, Santiago Garay, ya solicitó la prisión preventiva ante la Justicia de Garantías. Sólo resta que se fije el día y la hora para la audiencia oral. 


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore