nota

Últimas noticias

El accidente de un egresado puso en evidencia la inseguridad de las bateas

Luego de que un joven resultara herido, se puso en la mira el sistema de seguridad que ofrecen las empresas de transporte.

Por: Emilia Agüero

Desde hace tiempo los estudiantes de quinto año del secundario utilizan diferentes transportes para  llegar juntos a su fiesta de fin de cursado, pero entre los preferidos se encuentra la batea. Pero lo que parece ser una previa alegre entre compañeros y música, terminó la semana pasada con un chico quemado con un cable del tendido eléctrico en Ciudad.

Los buses que a diario se ven circular por diferentes zonas del centro de la Capital, con decenas de jóvenes festejando el cierre de una importante etapa de su vida, no siempre brindan todas las medidas de seguridad correspondientes.

Tal es así que un joven del secundario que hizo uso de este servicio junto a sus compañeros sufrió quemaduras producto de un cable eléctrico que tocó su cuello. El chico debió ser asistido por sus amigos.

Así quedó el cuello del estudiante quemado con un cable eléctrico.

Alquilar una batea tiene un costo que supera los cinco mil pesos.

El precio varía según la distancia que deba recorrer el transporte, desde el punto de encuentro con los estudiantes hasta el salón de fiestas.

A pesar del gasto que implica para los padres esta previa, el servicio es tan solicitado por los jóvenes que son pocas las fechas disponibles para realizar reservas. 

Este nuevo negocio, que cada vez suma más adeptos, no fue pasado por alto por los empresarios y son pocos los padres que conocen los requisitos que deben cumplir y qué compañías son las habilitadas.

Según las exigencias de la Dirección de Transporte, las bateas deben ser “unidades con antigüedad no mayor a 20 años; estar debidamente inscriptos en la Dirección de Transporte; las vehículos deben poseer extintores de incendios con una capacidad de 5 kilogramos de peso; botiquín de primeros auxilios; cinturones de seguridad; seguro automotor; revisión técnica obligatoria de la unidad que presta servicio; emitida por los talleres autorizados; y seguro ART por cada conductor que designe la empresa prestadora.

Estas normas implementadas por el Gobierno provincial no son acatadas por todas las empresas que se promocionan en las redes sociales y páginas web.

Sólo las siguientes cinco compañías y 8 unidades “recreativas”, como las denomina el Gobierno, cuentan con la habilitación: Trael SA y Julmar con 3 vehículos, correspondientes al conocido “El Oro Negro”; Andesmar con 3 rodados; Arnaldo Currenti y Jonathan Saade, con un bus cada uno.


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Batea Egresados Festejo
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore