nota

Últimas noticias

Infraestructura

Pozos sépticos desbordados: "Ir a la escuela me da ganas de vomitar"

El pozo séptico de la escuela Candelaria de El Algarrobal se encuentra desbordado. Los padres tomaron las instalaciones. Reclaman soluciones inmediatas y un nuevo edificio.

Ampliar imagen Foto escuela cloacas pixelada
Ampliar imagen Escuela Capitán Luis Candelaria (01)
Ampliar imagen Pozo séptico (01)
Ampliar imagen Escuela Capitán Luis Candelaria (02)
Ampliar imagen Escuela Capitán Luis Candelaria (04)

Por: Adriana Lui

Los padres de la escuela Capitán Luis Candelaria de El Algarrobal, desde este lunes a la mañana, tomaron el edificio donde asisten sus hijos por falta de respuestas al reclamo que vienen haciendo desde hace 15 años al gobierno provincial. Esta vez, al hacinamiento se suma el desborde de los pozos sépticos.

La medida de fuerza seguirá hasta el martes si no reciben una solución concreta por parte de la DGE. Exigen la presencia de su titular, Jaime Correas. Si bien durante la mañana se acercaron a la institución representantes de los ministerios de Infraestructura y de la Dirección General de Escuelas.

Ver también: Esta es la escuela más "abandonada" de Mendoza    

Desde hace una semana los alumnos del turno tarde no pueden tener clases porque el drenaje del pozo séptico no es suficiente. "A la mañana vienen, desagotan los pozos, pero a la tarde se vuelven a llenar", comentó Diana Camargo, ex alumna y trabajadora social.

La escuela fue construida para 300 niños pero hoy alberga a 614. Además le prestan parte de su terreno a la escuela de nivel secundario 4-250 que utiliza módulos para dar clases, por lo que ambos establecimientos piden edificios nuevos.

Los adolescentes y los niños comparten el mismo patio, en donde las moscas y el mal olor invaden el ambiente. Es casi imposible eludir la pestilencia. Al punto tal que los alumnos llegan con dolor de cabeza y descompuestos a sus casas todos los días. A esto, se suma el peligro que significa los pozos mal tapados, e incluso abiertos, donde los niños juegan.

Yair va a segundo grado y su hermano a sala de 4, confiesa que "ir a la escuela me dan ganas de vomitar" y que prefiere jugar en el patio interno, que afuera.

 

"Pedimos dignidad para nuestros hijos. Llevamos más de 50 días de clases perdidos por estos problemas. No se si es por las cloacas o por el agua que toman, pero los chicos llegan enfermos", comentó Ariel Kehtradu, papá de tres niños.

Tapar el sol con un dedo

Emilio Pastorino, subdirector de Mantenimiento y Reparación de Escuelas, indicó: "Tenemos dos grandes problemas en la escuela Candelaria, uno eléctrico y el otro con las cloacas. El primero, ya tiene la directora el dinero depositado desde junio y comenzarán los trabajos esta semana".

Los padres alzaron la voz en post de la educación de sus hijos


"En cuanto a las cloacas, las napas son muy altas por lo cual día por medio tenemos que realizar el desagote, en vez de una semana como lo veníamos haciendo", dijo. Al tiempo que aseguró que si esto no es suficiente tendrán que realizar otros trabajos durante la vacaciones.

 "Tendremos que estirar ese lecho percolador para agrandar la capacidad, pero son soluciones provisorias porque el lugar tiene los niveles de  agua subterránea muy altos", agregó.

En un recorrido por las instalaciones, a la directora de nivel inicial, Adriana Rubio, se la escuchó decir: "Esto es desagradable, desastroso".

El drenaje del pozo séptico se realizó durante la mañana


"Son años donde se ha hecho un abandono de escuela total. Por más que desde enero nos hemos hecho cargo de esta gestión, la demanda es tanta... Tienen razón los papás de hablar de la dignidad de sus niños, la escuela tiene que ser superadora, pero vamos solucionando y comprometiéndonos a tomar medidas en cuanto nos vamos enterando de los inconvenientes", comentó.

Sumándose al reclamo, las maestras afirman que los techos se llueven, incluso que parte del techo de la Sala de 4 se cayó y la reparación fue mal hecha. "Está todo mal, vienen emparchan y cuando llueve se filtra el agua. Los baños también pierden", comentó una docente.

Piden que Jaime Correa vaya y vea como estudian sus hijos

Por su parte, Pastorino expresó: "El edificio nuevo vendría a descomprimir esta situación, logrando que esta matrícula se reduzca". Pero, de ser aprobado,  "la realización de un proyecto, pedido de dinero y construcción son lapsos de no menos de 2 ó tres años".

Y agregó: " Imagino que a partir de todo esto se va a realizar un estudio serio. Esta tarde hay una reunión con la Municipalidad de Las Heras para tratar de encontrar la solución. Buscar los terrenos adecuados".


Permalink:
visitas social_count

Comentarios de la nota