nota

Últimas noticias

Cárcel de mujeres

Enseñan alta costura a las internas de El Borbollón

Las presas son parte de un taller dictado por el diseñador Ariel Quintana. Tendrá como broche de oro un desfile en el penal.

Ampliar imagen Alta costura, Borbollón
Ampliar imagen Alta costura, penal, mujeres, Ariel Quintana 7
Ampliar imagen Alta costura, penal, mujeres, Ariel Quintana 6
Ampliar imagen Alta costura, penal, mujeres, Ariel Quintana 3
Ampliar imagen Alta costura, penal, mujeres, Ariel Quintana 4

Por: Natalia Mantineo

Un grupo de internas alojadas en la Unidad III de El Borbollón participan en un nuevo taller de diseño y producción de indumentaria, esta vez destinado a la creación de prendas de alta costura. El encargado de enseñar y guiar a estas mujeres intramuros es el reconocido diseñador mendocino Ariel Quintana, quien ya tiene planeado un desfile en el que las mismas presas lucirán las prendas elaboradas.

Arte del Buen Vestir es el nombre del taller que tiene como objetivo que las mujeres que se encuentran privadas de su libertad se capaciten, favoreciendo la posibilidad de generar herramientas que les permitan desempeñarse en un oficio y adquirir hábitos de trabajo.  

El encuentro no es el primero que se realiza en la Unidad III, sino que las internas ya se capacitaron en la confección, el costura y terminación de indumentaria y posterior comercialización de productos, mediante la instalación de un aula móvil perteneciente a  la Red Federal de Aulas Móviles, de la Dirección de Educación Técnica y Trabajo de la Dirección General de Escuelas y del Ministerio de Economía de la Provincia.  

“Para nosotras es muy importante que se dicten este tipo de actividades porque no es fácil salir del penal y reinsertarse en la sociedad. Nos sentimos muy discriminadas y con esta oportunidad sentimos que es posible un mundo mejor”, aseguró a El Sol, Adriana, una interna de 41 años que hace 5 años se encuentra cumpliendo una condena y que, según ella misma refirió, aún le falta bastante para abandonar el complejo.

“Lo que la gente no sabe es que cuando nosotras recuperamos la libertad, tras haber cumplido la condena, no nos podemos insertar de inmediato en el sistema, ya que debemos esperar 10 años para que se nos otorgue el certificado de buena conducta, por lo que las cosas, una vez que salimos, no son color de rosas”, manifestó.

La mayoría de las mujeres que participan en los cursos (en este hay un total de 13 personas) lo hace porque quiere cambiar, sueña con ser mejor y, sobre todo, ser aceptada por la sociedad. Son mujeres con hijos y nietos que desean ser felices pero sin sentir el miedo, o tal vez la vergüenza, de seguir siendo señaladas por un mal accionar que cometieron en su vida y que ya pagaron.

“La sociedad es muy cruel,  no entiende lo que nosotras sentimos, no entiende que la falta de oportunidades a veces lleva a delinquir. Nosotras pedimos oportunidades, sólo eso y que el Estado nos contenga cuando salimos del penal, es entonces cuando necesitamos apoyo para afrontar la vida de otro modo y no reincidir”, aseguró Adriana.

 

 

La contención a través del aprendizaje

Las autoridades del penal saben que para que estas mujeres logren reinsertarse en la sociedad no hay otra opción más que estimularlas y enseñarles la importancia del trabajo y de valerse por sí mismas.
“Ante la propuesta de estos talleres, las internas se mostraron muy felices por la oportunidad, sentían la necesidad de aprender un oficio porque todas tienen la cabeza puesta en el afuera, en su futuro. Y esta es una gran oportunidad que se les da”, aseguró Jimena Frigerio, subdirectora de la Unidad Penal de El Borbollón.

La idea es que las mujeres puedan pensar en su futuro con una oportunidad laboral. “Para ellas, ser guiadas por Ariel Quintana es un privilegio, muchas de ellas lo conocen por sus diseños y sienten que están cumpliendo su sueño”, agregó. 

 

Si bien Quintana no está permanentemente en los cursos, sí hay personal especializado que guía a las internas para la confección de su ansiado vestido. “Las clases se dictan de lunes a viernes por la mañana, participan 13 de las 93 internas alojadas en el penal. El objetivo es culminar en diciembre con un desfile de moda en el complejo”, expresó Frigerio.

“Cuando surgió la posibilidad, acepté de inmediato. Era una materia pendiente en mi vida personal y profesional. Siempre quise enseñar mis conocimientos a quienes realmente lo necesitaran y esta oportunidad es maravillosa”, expresó Quintana, quien personalmente se ocupa de todos los detalles para que estas mujeres puedan, el día de mañana, vivir de su propio trabajo.


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Taller de alta costura El Borbollón Ariel Quintana
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore