nota

Últimas noticias

Ampliar imagen Móvil

Por: ElSol.com.ar

Cada vez que se habla de inseguridad surge, como lógica establecida, hacer referencia a la necesidad de medidas extremas, de leyes más severas, de tecnología para combatir el crimen y de mayor cantidad de policías. 

Sin embargo, nunca se pone en agenda la urgencia de hacer un sinceramiento en el funcionamiento de los partidos políticos. En la denominada territorialidad. Ese es el punto de partida. Los punteros, los barrabravas, los amigos del poder que se nutren del delito y comparten esa caja con la actividad política.

La policía tampoco es ajena a esta situación. Lejos de eso, hay integrantes de la fuerza que son parte de estas maniobras. Tal como está naturalizado en nuestro país, esa es una práctica corriente. Mendoza, por caso, es un ejemplo de las numerosas relaciones que existen entre los estamentos de poder y el crimen organizado.

Con ese panorama, la seguridad comenzará a llegar cuando los que deben estar del lado de los buenos, sean realmente buenos. 


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Seguridad Inseguridad Poder Política
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore