nota

Últimas noticias

Estados Unidos

Trump, cada vez más solo: desde su partido le piden que renuncie a la candidatura

Un video donde el candidato republicano para la presidencia de EEUU usa lenguaje lascivo y vulgar para referirse a las mujeres provocó una reacción en cadena, con críticas tanto dentro de su hogar como dentro de su partido.

Ampliar imagen Donald Trump

Por: Télam

A pocas horas del segundo debate entre los candidatos a la Casa Blanca, numerosos legisladores del Partido Republicano condenaron las palabras lascivas de Donald Trump en un video filtrado el viernes pasado y le pidieron la renuncia; aunque el propio millonario, que pidió perdón ayer sábado, siguió en campaña y agradeció el apoyo de sus votantes vía Twitter. 

Si bien el magnate dejó claro que no se bajará de la carrera presidencial y envió un comunicado en el que pidió disculpas -"Lo dije, estuve mal y me disculpo"- al seno interno del partido y en una situación inédita en la historia republicana, las aguas se enturbiaron como nunca. 

El senador John McCain, candidato a la presidencia en 2008 y uno de los más críticos con Trump, retiró ayer su apoyo y sostuvo que "su comportamiento esta semana y la publicación de sus comentarios denigrantes hacia las mujeres hace que sea imposible que respalde su apuesta".

En tanto, la ex secretaria de Estado republicana, Condoleezza Rice, aseguró con un tajante "Basta" que Trump "no puede ser presidente" y carece de la "dignidad" necesaria para el cargo.

El presidente de la Cámara de Representantes y líder del Partido Republicano, Paul Ryan, condenó ayer las palabras de Trump diciendo que le “revolvían el estómago” y anunció que cancelaba el acto que iban a compartir en Wisconsin

El senador Marcos Kirk, quien ya le había revocado su respaldo en junio pasado, llamó a Trump a abandonar la carrera para que el partido pueda "comprometerse con las reglas de reemplazo de emergencia", destacó este domingo el diario The Washinton Post. 

También el senador republicano de Utah, Mike Lee, le pidió que de "un paso al costado" y que se buscara "un nuevo candidato". A ellos se sumaron, varios senadores republicanos que pidieron lo mismo, incluidos el tercero en la línea en la cámara, John Thune.

Ayer, vía Twitter el senador por Nebraska, Ben Sasse, escribió: "El carácter importa. @realDonaldTrump obviamente no va a ganar. Pero él puede todavía hacer algo honorable. Echarse a un lado y dejar intentarlo a Pence", en alusión al aspirante a la vicepresidencia, Mike Pence.

En la misma línea se manifestó el senador por Idaho Mike Crapo: "No nos equivoquemos. Necesitamos un liderazgo conservador en la Casa Blanca. Urjo a Donald Trump a echarse a un lado y permitir al Partido Republicano proponer un candidato conservador como Mike Pence que pueda derrotar a Clinton". 

En el video, difundido por el diario The Washington Post, Trump, habló de manera explícita sobre sus relaciones sexuales con las mujeres y alardeó sobre la forma en que se relaciona con ellas, durante un conversación mantenida en 2005 con un entrevistador sin saber que el micrófono estaba encendido. 

"Cuando eres una estrella, ellas te permiten hacerlo. Agarrarles por la vagina, lo que sea", le decía Trump a Billy Bush, ex conductor del programa Access Hollywood. 

Precisamente estas palabras sobre una relación sexual con una "mujer casada" fueron las que provocaron el estupor republicano, el viejo partido que no puede asimilar que se vulneren los valores tradicionales de la familia. 

Ni el llamado a prohibir a que ingresen musulmanes al país, ni haber calificado a los mexicanos de "criminales y violadores", ni por cuestionar a un juez federal por ser "mexicano", ni haber criticado a la familia de un soldado musulmán que combatió en Irak, ni por decir que las mujeres "deberían ser castigadas" por abortar, ni siquiera por llamar "miss Piggy" a una Miss Universo que engordó unos kilos. Ninguna de esas declaraciones provocaron tanto rechazo interno como las del viernes. 

Hasta la propia Melania Trump, la esposa del candidato desde el mismo año que el audio del video fue tomado, dijo que "las palabras que mi marido usó son inaceptables y ofensivas para mí. Eso no representa al hombre que yo conozco". 

Pero matizó abnegada: "Él tiene el corazón y la mente de un líder. Espero que la gente acepte sus disculpas, como he hecho yo, y se centre en los asuntos importantes que afrontan nuestra nación y el mundo". 

Por su parte, su compañero de fórmula, el gobernador de Indiana, Mike Pence, sostuvo también en un comunicado que "no puedo condonar sus palabras ni defenderlas" y afirmó que el debate que Trump y Clinton celebran este domingo es una oportunidad "para demostrar lo que de verdad está en su corazón".

Rudy Giulini, defensor a ultranza de Trump, y uno de los pocos que salió a apoyarlo dijo que espera que el candidato pida nuevamente una disculpa en el debate y que está "genuinamente apenado", destacó la cadena CNN. 

Sin embargo, según una encuesta del diario Politico y la empresa demoscópica Morning Consult divulgada un día después del video, entre 1.549 votantes registrados republicanos, el 74% lo respalda y sólo un 12% piensa que el magnate debería abandonar la carrera presidencial, como reclamaron numerosas voces de su partido, una opinión que comparte el 13 por ciento de las mujeres republicanas consultadas.

El multimillonario, que rechazó renunciar a sus aspiraciones presidenciales, pareció hacerse hoy eco del sondeo en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter: "Apoyo tremendo (excepto de algún "liderazgo" republicano). Gracias", escribió.

Sin embargo, esa tendencia podría revertirse. Está por ver si el magnate sobrevive políticamente a este escándalo o como aseguró hoy a la cadena CNN la activista republicana Crystal Wright quien sostuvo que el video puede convertirse en "la sentencia de muerte de su campaña".


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Donald Trump Partido Republicano Debate Estados Unidos
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore