nota

Últimas noticias

Desarrollo

La falta de diálogo con los padres impide a los niños filtrar sus problemas

Cada vez son más los pequeños que tienen inconvenientes para canalizar de forma adecuada las situaciones de estrés, que terminan influyendo en su conducta. Datos de los expertos.

Ampliar imagen Niño estrés

Por: Emilia Agüero

Los conflictos familiares como la falta de ingresos económicos, poca comunicación y la carencia de algunos padres para enseñarles a sus hijos cómo resolver problemas, han generado que sean cada vez más los pequeños que tienen dificultades para liberar tensiones.

El aporte de los especialistas que trabajan a diario con estos pacientes señalaron que son cada vez más los niños que llegan al consultorio por comportamientos agresivos, inconvenientes en el aprendizaje y problemas atencionales.

Si bien las problemáticas de los infantes varían según su situación económica, los expertos señalaron que la gran mayoría atraviesa “prácticamente” por dos carencias: de diálogo con los padres y de ejemplos de cómo se resuelve un conflicto.

“En los niños se está observando que el mundo adulto no los está ayudando a filtrar problemas, cuando son personas que están en pleno desarrollo y que no poseen la misma cantidad de recursos que los adultos para resolverlos”, explicó el presidente del Colegio de Psicólogos de la provincia y licenciado en Psicología, José Alberto Muñoz.

La falta de interacción de los tutores con el pequeño, también, es una de las causas que no favorece en el crecimiento de este: “Un padre puede estar todo el día con su hijo y no atribuirle nada interesante. Es decir, no es lo mismo aquel padre que tiene media hora con su niño, en el que hay un proceso de interacción muy fuerte y que sirve al esquema de aprendizaje”, indicó Muñoz.

Esta explicación fue avalada por el médico psiquiatra Jorge Quiroga, quien añadió que es “común” encontrar casos de estrés en la infancia, como respuesta a las situaciones conflictivas que atraviesan.

“El estrés es una situación de amenaza en la que no importa la edad. Cuando la persona siente que no puede escapar de la situación de peligro, produce una ‘respuesta al estrés’. Esto sería una cascada de acontecimiento neuroquímicos, que generan principalmente la hormona cortisol, la cual prepara al organismo para atacar o escapar del estimulo aversivo. Cuando ocurre esto durante el desarrollo del niño, es sumamente dañino”, explicó Quiroga.

Para el jefe de servicio del hospital psiquiátrico El Sauce, Humberto López, la falta de filtración de problemas que atraviesan los niños no se debe “exclusivamente” a su vínculo con los padres, sino a una situación “más global”. En la que familiares e instituciones se han desorientado en la forma de cómo informarles a los más pequeños los diferentes acontecimientos.

Problemas que asumen los niños

En cuanto a los conflictos que atraviesan los niños, los profesionales coincidieron en que no son situaciones establecidas, pero que por lo general los chicos en situación de vulnerabilidad pueden hacer frente a la violencia física y verbal, hambre, frío y asumir responsabilidades de adultos. Mientras que un niño de clase social media enfrenta situaciones que se relacionan con problemas económicos y ser parte de determinada grupo social; los de clase social alta deben luchar con la perfección a la que se los obliga realizar sus tareas, ser tratado como objetos, ser partes de violencia de género y se les enseña a ocultar a la sociedad la realidad de su familia.

Todas estas situaciones pueden ser revertidas por los padres y el entorno del pequeño, a través del diálogo constructivo, ejemplos de solidaridad y de resolución de problemas, escuchar lo el chico quiere decir sin reprenderlo o callarlo, y saber cuáles son sus gustos y metas.


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Niños Crecimiento Estrés Padres Instituciones Problemas Ayuda
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore