nota

Últimas noticias

Salud

Cómo dejar el cigarrillo y ganarle al miedo de engordar

Es una de las mayores preocupaciones que padecen quienes abandonan el vicio. A continuación, algunos consejos para no lidiar con esos "traumas" que afectan, sobre todo, a las mujeres.

Ampliar imagen Dejar de fumar Vs engordar, mito o realidad, estrategias
Ampliar imagen Dejar de fumar Vs engordar, mito o realidad, estrategias 2
Ampliar imagen Dejar de fumar Vs engordar, mito o realidad, estrategias 3
Ampliar imagen Dejar de fumar Vs engordar, mito o realidad, estrategias 4

Por: Natalia Mantineo

El hábito de fumar perjudica a casi todos los órganos del cuerpo. Ha sido definitivamente vinculado a las cataratas y la neumonía (pulmonía) y ocasiona la tercera parte de las muertes relacionadas con cualquier tipo de cáncer.  Frente a esta realidad, uno se pregunta: ¿por qué fuman las personas?. Y las respuestas son muchas y variadas. 

Entre esas respuestas, existe un grupo de personas que asegura tener la intención de dejar el hábito pero hay un miedo constante, sobre todo, en las mujeres: no quieren engordar. ¿Es un mito que cuando uno deja de fumar engorda?, ¿cuánto hay de cierto y cuánto de falacia?.

Quiero dejar de fumar pero no quiero engordar

Los especialistas aseguran que es cierto que esto ocurra y que, por lo general, se suelen ganar 4 kilos durante los 4 meses de dejar el hábito. Los motivos son muchos, uno de ellos es que se produce en el organismo un estado de ansiedad que, entre otras consecuencias se manifiesta en un deseo de ingerir más alimentos, especialmente, alimentos con altos grados de calorías.

"La nicotina tiene propiedades estimulantes que aceleran el metabolismo produciendo un mayor consumo de calorías. Por otro lado, la nicotina también elimina la sensación de hambre y el placer de la comida dado que "adormece" las papilas gustativas y el sentido del olfato, por lo que los alimentos para quienes fuman no poseen el mismo sabor y olor que para aquellos que no tienen el hábito", aseguró a El Sol, la especialista María Fátima Ghazoul (Mat 394), licenciada en Nutrición que trabaja en el Departamento de Educación para la Salud del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia.

Hasta acá la teoría está explicada, ahora bien, ¿cómo hago para dejar de fumar y no engordar?. "No se trata de un mito, sino de una realidad, ya que al dejar de fumar, se recuperan el sentido del gusto y el olfato y, por ende, disfruta más de lo que consume y  desea comidas con más sabores", agregó la especialista.

¿Cómo controlo la ansiedad que me genera no fumar?

Cuando la persona está decidida a dejar el cigarrillo, lo primero que debe hacer es pedir ayuda a un especialista. Éste le realizará un plan alimenticio acorde a sus necesidades. "Lo que hacemos es darle un asesoramiento de acuerdo al peso que tiene, si está con el peso adecuado para que no aumente y, si tiene exceso, también mejora su calidad de vida y nutricional. No sólo hace falta lo nutricional para no engordar sino también complementar con actividad física", expresó Ghazoul.

El promedio de kilos que se recupera una vez que se abandona el hábito es variable. Los especialistas aseguran que pueden ir de 2 a 6 kilos, los cuales pueden ser recuperados con un buen plan. "Lo importante acá no es cuánto engordo al dejar de fumar, sino las consecuencias que me genera a la salud si continúo con el vicio. Trae severos problemas de hipertensión arterial, EPOC, problemas cardiovasculares que van deteriorando las arterias", refirió la especialista.

Consumir líquidos y frutas, las mejores alternativas

Para dejar de fumar uno tiene que estar consciente de que se viene un cambio importante en su vida. Un cambio positivo y, una vez convencido de ello, debe modificar ciertos hábitos de vida que pueden llevarlo a recuperar ciertos kilos. "Una vez que el paciente está decidido realizamos un plan alimenticio acorde que incluye dos a tres litros de agua diarios. Los mismos deben ser tomados de un modo específico, es decir, divididos a lo largo de todo el día. Cuando el paciente se levanta debe ingerir un vaso, luego, después del desayuno debe tomar otro vaso de agua; en su trabajo debe beber agua; cuando realiza deporte (algo obligado en el tratamiento) debe tomar agua en forma obligada durante el tiempo que ejercite y así hasta las 22 o 23 que sería su última toma", expresó la nutricionista.

Otro consejo importante es comer snack saludables que deben ser consumidos cada dos o tres horas. Se tratan de colaciones que calmarán la ansiedad. "Pueden ser barritas de cereales, cereales sin azucar combinados con pasas de uvas, nueces, almendras, tutucas sin azucar. La idea es hacer un mix. También estas colaciones pueden incluir frutas de estación como cítricos, kiwi, banana, manzanas. Siempre hay que variar los snack saludables, no acostumbrarse a un mismo alimento. La zanahoria es también un aporte nutricional porque tiene vitamina A y produce saciedad", explicó Ghazoul.

Estas son algunas técnicas para que aquellos que aún no se deciden a dejar de fumar lo hagan sin miedo. Es cierto que recuperarán algunos kilitos pero también es cierto que beneficiarán mucho su salud y adoptarán nuevos estilos de vida saludable.


Permalink:
APARECEN EN ESTA NOTA: Dejar de fumar Vs engordar mito o realidad estrategias
visitas social_count

Comentarios de la nota

También te pueden interesar

IAB
ComScore