nota
Varios
  • Hora04:52 Hs.
  • 16/07/2010
SEXOLOGÍA

Todos los secretos para disfrutar del sexo

Las fórmulas imprescindibles para disfrutar del sexo con plenitud, desde la esfera fisiológica y corporal hasta la emotiva y psicológica, abandonando prejuicios y falsos mitos, son explicadas por Alicia Gallotti, una periodista argentina afincada en España.


Alicia Gallotti, reconocida especialista en sexualidad, con varios libros publicados sobre esta materia en 15 países, prioritariamente en Latinoamérica y España, acaba de publicar 69 secretos imprescindibles para disfrutar del sexo (Editorial Martínez-Roca), además de participar en varias presentaciones televisivas y radiofónicas desde la ciudad española de Barcelona y contar con una página web de consultas personales en la que resuelve las dudas de sus remitentes (www.aliciagallotti.com). Aquí responde a todo lo que muchos se preguntan pero siempre en secreto.

¿Qué es la inteligencia sexual?

Significa saber disfrutar de la sexualidad en toda su plenitud, teniendo en cuenta que esta se nutre de todas nuestras vivencias personales, de nuestro entorno afectivo, de las buenas y malas experiencias y de la cultura. Y que no viene de nacimiento, sino que puede variar durante toda nuestra vida.

Ha recibido de quince a veinte preguntas de sexo por día durante los últimos tres años en su web.

¿Qué cree que preocupa más a los hombres?

 ¡Se vuelven locos por saber la bondad del tamaño y la forma de su pene! Y a ellas les da lo mismo, porque le dan poca importancia y ni se fijan, salvo en casos excepcionales, claro está. Te lo digo porque, ante la avalancha de preguntas masculinas, lancé la cuestión a la red para que ellas me contestaran. Y el tema de la forma ni se lo plantean.

¿Y qué más obsesiona al sexo masculino?

¡El tiempo! Cuánto tienen que durar los preliminares, cuánto el coito con penetración o qué tiempo es normal para su posterior capacidad de recuperación; entre los jóvenes y no tan jóvenes, la masturbación y sus consecuencias.

Y, ¿cuál es su consejo?

Cada persona es un mundo y no es lo mismo practicar sexo tras un día de trabajo agotador que cuando la mujer se ha pasado la tarde en la peluquería y vuelve relajada, con el cabello, las uñas y los pies impecable y busca “guerra” relajada y sin prisas, por poner un ejemplo.

¿Los jóvenes preguntan sobre la masturbación?

Sí, sí, es curioso, pero aún existe el miedo a que con las prácticas masturbatorias descienda la fertilidad, lo que demuestra que la educación sexual que les damos no es aún la más adecuada.

LA PRIMERA VEZ: DESTERRAR FALSOS MITOS.

Dedica un amplio apartado del libro a “la primera vez”.

Sí, porque son muchos los jóvenes que temen ese momento. Aunque no lo demuestren, los chicos están nerviosos y las chicas atemorizadas, porque tienen miedo al dolor. Yo intento desterrar falsos mitos, como el de que la mujer virgen siempre tiene que sangrar. Mi mensaje es que se tomen su tiempo, porque, si la primera vez no pasa nada, pues, no pasa nada. Y que se puede dejar el coito y la penetración para una segunda oportunidad.

¿Qué otras preocupaciones tiene la juventud?

Los conflictos con el orgasmo. Las chicas más jóvenes, las que aún no han tenido ninguno, me preguntan qué se siente o me explican sus sensaciones para que yo las identifique o no con este proceso.

¿Detecta algún problema especial en la juventud de hoy en día?

 Sí, el síndrome de falta de deseo de las parejas jóvenes hasta llegar al aburrimiento, en algunos casos. Muchas parejas creen que la sexualidad es como un “cajoncito”, que se abre y ¡zas!, estalla, sin darse cuenta de que nuestro verdadero órgano sexual está en la mente y que el sexo es un todo, en donde están presentes los aspectos emocionales y psicológicos de las personas.

¿Y cuál es la solución en estos casos?


 Si hay falta de deseo, hay que replantearse lo que está pasando globalmente en la pareja y, si todo funciona, sus integrantes deben hacer terapia.

EL SÍNDROME DE LA FALTA DE DESEO.

¿Y qué cambios ve en las problemáticas sexuales actuales?

Ahora que la mujer se ha liberado y puede planificar su sexualidad, observo un aumento del síndrome de falta de deseo en los hombres, mientras que ellas centran sus preguntas en cómo hacer más disfrutar a su pareja y cómo estimularla mejor.

¿Coinciden en la edad la menopausia y la andropausia?

Sí, a partir de los 50-55 años, la mujer deja de tener la regla con la menopausia y es conveniente que el hombre vaya al urólogo para evitar problemas de próstata, con la llegada de la andropausia. Lo que pasa es que los laboratorios han convertido la menopausia en un mercado, para vender a las mujeres todo tipo de productos con la panacea de la eterna juventud y, con los hombres, no son tan comerciales.

¿Qué síntomas produce en el hombre la andropausia?

Pues el hombre puede tener también sofocos, problemas de próstata y menos erecciones, ya que le cuesta mucho más tiempo remontar el período refractario.

¿Y en cuanto al deseo?

El deseo no tiene nada que ver con el descontrol hormonal, sino que está marcado por el cerebro y puede durar toda la vida. Además, la mujer puede acrecentar en esa época su libido, al estar en el período más libre de su vida, ya que sabe que no se puede quedar embarazada.

TODOS SOMOS “POLÍTICAMENTE CORRECTOS” EN EL SEXO.

¿Cómo ve la evolución de la sexualidad en los últimos diez años en que se llevan escribiendo libros sobre este tema?


La portada de mi primer libro consistía en una foto de una pareja desnuda, en blanco y negro, pero velada y discreta, porque aún les parecía muy fuerte. En el 2000, la gente tenía una mayor voracidad por saber, mientras que ahora busca ampliar conocimientos y se atreve más a preguntar.

¿Somos menos reprimidos?

Yo diría que ahora todos somos más “políticamente correctos” y que hemos avanzado, pero aún queda mucho por hacer. Por ejemplo, la homosexualidad está muy asumida, siempre y cuando no le toque a tu hijo. Las parejas de homosexuales viven en grandes ciudades, pero cuando viajan al pueblo para ver a sus padres, se siguen escondiendo en el armario. Yo creo que estaremos realmente liberados el día en que libros como el mío no se vendan, aunque sea tirar piedras sobre mi propio tejado.

EL MACHISMO, MUY FUERTE EN LATINOAMÉRICA.

Sus libros se publican en España y en toda Latinoamérica. ¿Cómo ve la evolución sexual en su país de origen, Argentina?


Cuando yo me fui de Buenos Aires, hace treinta años, la actitud sexual era mucho más libre que cuando regresé a presentar uno de mis libros, hace cuatro años, merced a tantos años de dictadura. No cabe duda de que el machismo es muy fuerte y de que las mujeres tienen un papel mucho más difícil con su pareja.

¿Cuál cree que es el secreto de su éxito?


Yo creo que mis lectores valoran que hable de modo directo, que no evalúe, que explique los hechos y que ponga como único límite el respecto hacia el otro. Me dicen que escribo como hablo y eso los relaja.

¿Sus consejos provienen de su propia experiencia?

 ¡Por Dios, qué va! Mis libros no son autobiográficos, aunque sí que reflejan mi ideología. Como periodista que soy, leo mucho, estoy continuamente consultando datos y realizo muchas entrevistas a profesionales, como psicólogos, ginecólogos o urólogos antes de lanzarme a escribir.

¿Y cuál fue su formación?

Cuando yo nací, mi madre tenía 19 años y yo crecí con una educación abierta en sexualidad, porque ella venía de una familia con una represión brutal y quiso ver en mí el espejo de lo que a ella le hubiera gustado tener. Luego, con mis hermanos evolucionó y se hizo más “madre” que amiga. Entonces,

¿cuál es el mensaje de sus libros?

Yo no doy recetas, intento aclarar que no hay reglas fijas, e insisto mucho en que hay que estar atento al propio deseo, dejarse llevar y descubrir los deseos del otro para que el sexo sea una fiesta.

Visitas

Comentarios

IAB
ComScore